las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

La primera vez que nací

Últimamente allá donde voy estoy rodeada de embarazadas. Así que me he acordado de un librito muy especial que es un regalo precioso para una recién estrenada mamá telefonliste vorlage kostenlos downloaden. Se trata de «La primera vez que nací», un texto de Vincent Cuvellier, ilustrado por Charles Dutertre y editado en España por SM icloud herunterladen chip. La historia nos lleva de la mano de Carlota recorriendo su vida a través del relato de sus primeras veces, desde que nace, pasando por su niñez y adolescencia, hasta que se convierte en mujer adulta y finalmente mamá apps with mobile data iphone.

Es perfecto para leer con los niños, seguro que les hace reir, pero también para disfrutarlo las mamás solas telegram herunterladen pc. Con frases cortas y sencillas, es fácil verse reflejada en muchos de esos primeros descubrimientos. «La primera vez que nací» está lleno de emoción y ternura, de palabras dulces y también divertidas, te arranca sonrisas, risas y, si eres como yo, de lágrima fácil, hasta alguna lagrimilla youtube musiktitel herunterladen.

El libro empieza así:

La primera vez que abrí los ojos, los cerré rápidamente word excel powerpoint herunterladen. Lloré. Levanté mis manos al cielo y las posé entre dos montañas de leche. Dejé de llorar. Abrí los ojos por segunda vez en mi vida musik kostenlos downloaden ipad. Vi la luz más suave del mundo: eran los ojos de mamá.

Y siguen muchas primeras veces, donde los recuerdos se van hilando uno tras otro y a veces se entrecruzan y juegan entre sí incredimail gratis downloaden windows 10. Es difícil elegir, estas son solo una muestras. Las hay divertidas:

La primera vez que hice pipí, fue encima de papá minecraft story mode umsonst herunterladen.

La primera vez que subí a un autobús, piqué el billete tres veces. Para estar segura. Luego me subí en las rodillas de papá y le besé tres veces serien kaufen unden. Para estar segura.

La primera vez que me disfracé, fue de princesa. La segunda vez que me disfracé, fue de princesa. La tercera vez que me disfracé, fue de princesa. Por lo tanto, soy una princesa.

La primera vez que me monté en bicicleta sin ruedines, lo hice con los ojos cerrados, sin manos y sin papá.

y muchas emocionantes:

La primera vez que mi abuelo murió, mamá me abrazó para consolarme. Pero, en realidad fuí yo quien la abrazó para consolarla.

La primera vez que su mano tocó la mía, sentí el viento soplar sobre mis párpados cerrados.

La primera vez que te moviste dentro de mi vientre, cerré los ojos y escuché el sonid0 del mar.

La primera vez que te vi, fuiste tú quien cerró los ojos y esta vez el mar era yo.

El final del libro es ese cierre perfecto con el que definitivamente el autor da en la diana del corazón de una madre:

La primera vez que naciste, fue la segunda vez que yo nací.
Un final tan mágico, tan cierto, tan maravilloso.

October 14, 2012   11 Comments