las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

The Sound Playground

Esta es la primera de unas entradas que quiero dedicar a la intersección de dos cosas que nos gustan mucho en el país de las hadas: espacios de juego y música.

Comienzo con «The Sound Playground», un rincón que pertenece al Concert Hall of the 21st Century de Amsterdam. Aunque se llame playground no es un parque infantil como los que conocemos, no hay columpios ni toboganes, pero sí es un espacio donde jugar y experimentar, en este caso con la música. «The Sound Playground» invita a niños y adultos a crear música, a convertirse en compositores sin necesidad de pentagramas ni saber tocar un instrumento. Para ello, cuenta con un conjunto de instalaciones musicales ideadas para niños de entre 7 y 12 años, que permiten hacer música de una forma diferente. El sonido nace al moverse, al pintar o al hacer construcciones.

La creación musical se enfoca de forma individual pero principalmente colectiva, porque todas las instalaciones están pensadas para el uso de varios niños a la vez.

Los nombres de estos extraños instrumentos, OMNI, SonOrb, Kosmix y Xenax parecen sacados de una película de ciencia ficción, igual que sus sonidos electrónicos y su aire futurista.

OMNI es la creación de Patrice Moullet, compositor e inventor de instrumentos musicales. Se trata de un instrumento de percusión que parece una gran seta multicololor. Está dividida en 108 panels de colores diferentes, cada una con su propio sonido y se toca golpeando con las manos. Admite varios músicos a la vez y se puede programar con diferentes muestras de sonido: voces, músicas del mundo, techno, orquesta. las posibilidades son infinitas. Su aspecto me parece precioso e invitante a tocar.

Si os habéís quedado con las ganas de saber cómo suena, en este video podéis ver a un montón de niños en acción, dentro de un taller infantil con este instrumento realizado en París.

Detrás de las otras tres instalaciones está el artista músico Edo Paulus.

Kosmix es una alfombra musical de cinco metros cuadrados. De color negro con círculos blancos sensibles a la luz, cada círculo esconde un sonido. Rayos de luz van desde el techo hasta cada punto de forma que cuando el rayo se interrumpe, con la mano o el pie, se crea un sonido. Ha sido diseñada y creada en colaboración con Marien Hogerheijde y Danny de Graan.

En Xenax, un gran tapiz dividido en cuatro, los niños dibujan con un lápiz sobre una pantalla, pero en lugar de aparecer trazos, se crean sonidos y luces. Ha sido diseñado y producido en colaboración con Marien Hogerheijde e Yvonne Boelens.

Y por ultimo, SonOrb, un juego de 12 esferas de colores y 16 pedestales que me ha encantado. En lo alto de cada pedestal hay un hueco para albergar una esfera. Cuando una esfera se coloca sobre un pedestal, se enciende y emite un sonido. Cada esfera tiene su propio sonido. Colocando la esfera sobre pedestales diferentes se obtienen variaciones de este sonido. Pedestales altos dan como consecuencia variaciones agudas, y bajos graves. La esfera una vez colocada en un pedestal también se puede rotar para producir modulaciones del sonido. Cuantas más esferas se colocan, más sonidos se escuchan. Divertido, ¿verdad?

La visita al «Sound Playground» se realiza en grupos con la guía de un adulto. Ofrecen talleres y hasta se puede celebrar allí el cumpleaños con una fiesta para los amigos de lo más original.

0 comments

There are no comments yet...

Kick things off by filling out the form below.

Leave a Comment