las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Jugando con arroz de un año a otro

El verano pasado probamos a teñir arroz con colorantes alimenticios y jugar después con él. Basta un poquito de colorante ligeramente diluido en agua y un chorrito de alcohol. Para no teñirse las manos enteras, se puede mezclar el arroz con el colorante y el alcohol en una bolsa zip, masajeando bien para que el color llegue a todos los granos.

El alcohol no se si es imprescindible pero parece que ayuda a fijar el color. En lugar de colorante también se podrían usar acuarelas líquidas.

Una vez el arroz está del color deseado, se extiende en un bol o  bandeja para que se seque al aire. Con el calor de Madrid en unos segundos el proceso está todo hecho.

Lola y Leo juegan con arroz de colores

Lola y Leo juegan con arroz de colores

Nosotros hicimos tres tandas de diferentes colores: rojo, amarillo y verde. Al principio da mucho juego tener separados los colores… que inevitablemente acaban todos revueltos.

Lola y Leo se lo pasaron pipa preparando platos y más platos, fue uno de esos momentos felices en que los ves llenos de felicidad. Les saqué todo tipo de recipientes para jugar, tacitas, platos, coladores… y estuvieron muchísimo rato entretenidos.

Lola y Leo juegan con arroz de colores

Lola y Leo juegan con arroz de colores

Lola y Leo juegan con arroz de colores

Lola y Leo juegan con arroz de colores

El arroz lo guardamos y el verano pasado jugaron algunas veces más con él. Esta semana Leo encontró un bote que todavía daba vueltas por casa y Lola y él decidieron volver a jugar. La diferencia es que esta vez Leo me preguntó si podía echarle agua. ¡Qué sorpresa!, ¡ahora hacían te!. 

IMGP7373

IMGP7374

Así que el juego se transformó y de nuevo disfrutaron de lo lindo un año después. ¿Gustáis?

IMGP7377

August 6, 2014   2 Comments