las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

De cine documental

Hay películas que te demuestran la grandiosidad del mundo en el que vivimos y te dejan atrapadas por la belleza de sus imágenes. Y es una gozada compartirlas con los niños y poder quedarnos todos con la boca abierta a la vez. Los últimos dos fines de semana hemos disfrutado en el sofá de casa de dos de estas películas. La primera nos acerca al increíble mundo de los insectos y la segunda nos lleva viajando hasta la Antártida para seguir la marcha de los pingüinos emperador.

Claude Nuridsany y Marie Pérennou son los directores de Microcosmos, un documental francés de 1996. Una película impresionante con un trabajo de años y años detrás. Nada menos que quince de investigación, dos de desarrollo de todo el equipo técnico que usaron para la grabación — es imposible no preguntarse una y otra vez cómo han sido capaces de capturar con esa nitidez y detalle cada escena- y terminando con sus tres años de rodaje.

microcosmos

Si a mis hijos les dices que les va poner un documental sobre insectos, es muy probable que no se muestren muy animados o incluso protesten y te pidan otra cosa, pero Microcosmos les enganchó desde el primer minuto. Nos tuvo a toda la familia hipnotizada, totalmente embobados con el vuelo de los insectos, la pasión de los caracoles, el esfuerzo del escarabajo, la destreza de la araña, cada pelo de la oruga, los estragos que causa cada gota de lluvia durante la tormenta…

microcosmos---le-peuple-de-l-herbe_255712_27701

0000217666

Ya en verano habíamos visto una película más reciente de los mismos directores «La cle des champs» («El secreto de los campos») que nos había parecido también fascinante. Centrada principalmente también en el mundo de los insectos, «La cle des champs» tiene el aliciente de descubrir el mundo increíble que se esconde en un estanque en medio del campo a través de la mirada, llena de asombro e imaginación, de dos niños. Recuerdo que a Lola le fascinó la niña y su juego con las amapolas. Cada fotograma es de una belleza apabullante.

la-cle-des-champs (2)

la-cle-des-champs (3)

la-cle-des-champs (4)

la-cle-des-champs

En ambas películas es una delicia cómo la música acompaña las imágenes y ese ir y venir, a veces auténtico baile, de los insectos.

De «El viaje del emperador» de Luc Jacquet (2005) recuerdo su estreno en los cines pero aunque tengo debilidad por los pingüinos me quedé sin verla en su día. Narra la marcha que todos los años emprenden los pingüinos emperador para aparearse y tener a sus crías en uno de los parajes más duros e inhospitos del planeta. Lola se la contaba el otro día a mi tía y le decía es ES-PEC-TA-CU-LAR, así, con mayúsculas y pausas entre sílaba y sílaba. Lo cierto es que no hay palabras para describir el esfuerzo, la dureza y la batalla que cada año emprenden estos pingüinos para poder perpetuar la especie.

pinguinos 4

pinguinos 3

Si tus pequeños son muy sensibles hay imágenes difíciles y duras. Yo sufrí un poco por Leo que con voz triste preguntaba por cada pingüino que no conseguía sobrevivir en medio del frio. Lola con sus seis años lo llevó mejor y todos nos enternecimos con el amor y la dulzura de estos animales y esos pingüinos crías que son tan bellos y tiernos. Mi hija anunció que querría tener uno en el congelador, supongo que para que no echara de menos el frio:-)

pinguinos 2

¿Conocéis algún otro documental bonito bonito que añadir a la lista? Tenemos apuntados ya «Océanos» y «Nómadas del viento».

March 16, 2015   3 Comments

Outside your Window: A First Book of Nature

Creo que no me equivoco si afirmo que la primavera es la estación que con más ganas y emoción esperamos la mayoría. Después del largo invierno, con qué placer recibimos los primeros días soleados en los que nos sobra el abrigo y qué ilusión sentir que allá donde miremos hay señales de que la vida brota con fuerza. Aunque las prisas nos agobian todas las mañanas, nuestro camino mañanero al cole en coche es mucho más emocionante ahora que vamos con los ojos bien abiertos para ver qué color nuevo divisamos al girar cada esquina. En apenas unas semanas hemos celebrado la delicadeza del blanco de los almendros, el amarillo intenso de las mimosas, la ciudad universitaria en pleno esplendor rosa de los prunos, los jazmines amarillos que vamos descubriendo y los dientes de león que empiezan a salpicar la hierba, y esta semana estamos felices porque las glicinias violetas ya están floreciendo.

Esa forma de mirar a nuestro alrededor, con intención, con asombro y con amor es la que nos transmite el libro que hoy os quiero presentar: «Outside your Window: A First Book of Nature», autora Nicola Davies e ilustrador Mark Hearld. (La edición inglesa se llama simplemente «A First Book of Nature»)

IMGP6991

Fue un regalo de los reyes de este año para Leo, pero podía haber sido para cualquiera de nosotros. Es un libro bonito y cuidado, de formato grande, tapa dura, 108 páginas, buen papel, tenerlo en las manos es todo un gusto. Desgraciadamente no está traducido al español, y se siente porque la traducción no siempre es fácil y el vocabulario a veces me falla. Pero por la belleza de sus ilustraciones lo recomendaría incluso para quien no sepa inglés.

La autora del texto es Nicola Davies, zoóloga y escritora inglesa, que nos invita a recuperar la mirada inocente y llena de fascinación del niño, fijándonos en la belleza de tantas cosas que nos rodean y a veces obviamos, como el zumbido de las abejas o la bandada de pájaros que muchas mañanas pasa por nuestras cabezas y no miramos. Con pequeñas narraciones o poesías de verso libre recorre las cuatro estaciones, describiendo lo que ocurre en cada una de ellas. De este libro cuenta:

«Me despojé de mi yo adulto y volví a la niña que era con cinco o seis años. Desde ese yo infantil podía ver el mundo como se ve por primera vez — no simplemente las imágenes y los sonidos de la naturaleza sino también las sensaciones y los pensamientos sobre ellas que entonces corrían por mi, fuertes como la marea. Este libro nace de esa niña, sentada en un campo de cebada al atardecer, sintiendo que el mundo gira»

Esa última frase es una de mis favoritas del libro, y está recogida en la poesía dedicada a la noche en la estación de verano que termina así

«Sometimes you can feel,
sometimes you can feel,
sometimes you can feel the world is turning«

IMGP7009

Cada poesía va acompañada de una maravillosa ilustración a doble página de Mark Hearld. Este artista inglés estudió ilustración en la Glasgow School of Art y se especializó en Natural History Illustration en el Royal College of Art. Su trabajo está inspirado en la flora y fauna inglesa y usa una mezcla de técnicas mixtas, collage, litografía y linóleo.

Su trabajo es una auténtica belleza que casa perfectamente con el texto, dando vida a animales, plantas y paisajes. El uso del color, del collage, los animales, la delicadeza de la caligrafía, todo ello hace de estas ilustraciones algo muy especial.

Aquí tenéis una pequeña muestra de la primavera, aunque las fotos no hacen justicia al libro:

IMGP6994O

IMGP7011

IMGP7006

IMGP6996

Si os habéis quedado con ganas de saber más sobre el ilustrador Mark Hearld, os recomiendo este vídeo.

April 3, 2014   1 Comment