las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

The Sound Playground

Esta es la primera de unas entradas que quiero dedicar a la intersección de dos cosas que nos gustan mucho en el país de las hadas: espacios de juego y música.

Comienzo con “The Sound Playground”, un rincón que pertenece al Concert Hall of the 21st Century de Amsterdam. Aunque se llame playground no es un parque infantil como los que conocemos, no hay columpios ni toboganes, pero sí es un espacio donde jugar y experimentar, en este caso con la música. “The Sound Playground” invita a niños y adultos a crear música, a convertirse en compositores sin necesidad de pentagramas ni saber tocar un instrumento. Para ello, cuenta con un conjunto de instalaciones musicales ideadas para niños de entre 7 y 12 años, que permiten hacer música de una forma diferente. El sonido nace al moverse, al pintar o al hacer construcciones.

La creación musical se enfoca de forma individual pero principalmente colectiva, porque todas las instalaciones están pensadas para el uso de varios niños a la vez.

Los nombres de estos extraños instrumentos, OMNI, SonOrb, Kosmix y Xenax parecen sacados de una película de ciencia ficción, igual que sus sonidos electrónicos y su aire futurista.

OMNI es la creación de Patrice Moullet, compositor e inventor de instrumentos musicales. Se trata de un instrumento de percusión que parece una gran seta multicololor. Está dividida en 108 panels de colores diferentes, cada una con su propio sonido y se toca golpeando con las manos. Admite varios músicos a la vez y se puede programar con diferentes muestras de sonido: voces, músicas del mundo, techno, orquesta.. las posibilidades son infinitas. Su aspecto me parece precioso e invitante a tocar.

Si os habéís quedado con las ganas de saber cómo suena, en este video podéis ver a un montón de niños en acción, dentro de un taller infantil con este instrumento realizado en París.

Detrás de las otras tres instalaciones está el artista músico Edo Paulus.

Kosmix es una alfombra musical de cinco metros cuadrados. De color negro con círculos blancos sensibles a la luz, cada círculo esconde un sonido. Rayos de luz van desde el techo hasta cada punto de forma que cuando el rayo se interrumpe, con la mano o el pie, se crea un sonido. Ha sido diseñada y creada en colaboración con Marien Hogerheijde y Danny de Graan.

En Xenax, un gran tapiz dividido en cuatro, los niños dibujan con un lápiz sobre una pantalla, pero en lugar de aparecer trazos, se crean sonidos y luces. Ha sido diseñado y producido en colaboración con Marien Hogerheijde e Yvonne Boelens.

Y por ultimo, SonOrb, un juego de 12 esferas de colores y 16 pedestales que me ha encantado. En lo alto de cada pedestal hay un hueco para albergar una esfera. Cuando una esfera se coloca sobre un pedestal, se enciende y emite un sonido. Cada esfera tiene su propio sonido. Colocando la esfera sobre pedestales diferentes se obtienen variaciones de este sonido. Pedestales altos dan como consecuencia variaciones agudas, y bajos graves. La esfera una vez colocada en un pedestal también se puede rotar para producir modulaciones del sonido. Cuantas más esferas se colocan, más sonidos se escuchan. Divertido, ¿verdad?

La visita al “Sound Playground” se realiza en grupos con la guía de un adulto. Ofrecen talleres y hasta se puede celebrar allí el cumpleaños con una fiesta para los amigos de lo más original.

 

October 28, 2012   No Comments

Adriana Partimpim Dois

El disco “Adriana Partimpim”, el alter ego de la brasileña Adriana Calcanhoto, ocupó una de mis primeras entradas musicales en este blog. Escribí entonces que ojalá hubiera más Partimpim, que sabía a poco, y eso debieron pensar muchos más niños y adultos, tanto que Adriana se lanzó y fue a por el segundo, “Adriana Partimpim Dois” .

Un dos que según Adriana es “uno más uno, otra vez más, es el otro, el mundo, el encuentro, la confrontación, el espejo y el amor. Un CD que pretende ser una semilla de dos en el mejor sentido de la palabra. El propio gesto que hacen los niños cuando quieren decir su edad con las manos, cuando es dos también es gesto de PAZ y AMOR, justo lo que Partimpim piensa que este mundo necesita y que a ella le gustaría ayudar a conseguir”.

Y “Adriana Partimpim Dois” no defrauda, es Partimpim, o Calcanhoto ;-), en estado puro. Con una calidad musical maravillosa en cada detalle, “Adriana Partimpim Dois” no sabe de edades, es un placer para grandes y pequeños. Una forma de acercar a los niños a consagradas figuras de la música como Joao Gilberto, Caetano Veloso, Roberto y Erasmo Carlos, Bob Dylan, Villa-Lobos o Arnaldo Antunes. Versiones de canciones de estos grandes se mezclan con nuevas composiciones de Partimpim.

El disco suena a veces alegre y marchoso, a ritmo de samba, frevo o sonidos electrónicos, y otras dulce y mágico.

De las primeras me encanta la felicidad de “Baile Partimcundum“, un frevo compuesto por Partimpim y De Palmeira que pone los pies en movimiento con su

No carnaval
Todo mundo pode, todo mundo pode, todo mundo pode,
Pode tudo

y “Menino Menina”, cuya autora también es Adriana. Una canción escrita para hablar de amor a un bebé que todavía no ha nacido y cuyo sexo todavía se desconoce:

Menino, menina
nao deixe de amar,
o amor é o que há
começa quentinho
e pode quemar
o amor amplifica
o amor simplifica

De las segundas, me encanta la dulzura de “As Borboletas” de Vinicius de Moraes, yo que siento debilidad por Vinicius y también por las mariposas, la bossa nova “Bim Bom”, una versión de la conocidísima pieza de João Gilberto que Partimpim se ha atrevido a versionar, o la dulzura de la “Gatinha Manhosa”, de Roberto y Erasmo Carlos.

Los niños brasileños han tenido la suerte de poder disfrutar de la música y el color de Adriana Partimpim en directo, con su espectáculo concierto, que se puede ver ya en DVD y del que están extraídos los vídeos anteriores. Partimpim se llena de mariposas que vuelan alrededor de su cabeza, se disfraza de china para cantar el Lig-Lig-Lig-le del primer disco y llena el escenario de juguetes y utensilios con los que hace música.


Fotos de Mauro Ferreira

Y otra vez me sabe a poco y espero con ilusión un “Adriana Partimpim Tres”.

March 30, 2012   2 Comments

La tia de Marruecos

Hoy mientras íbamos en el coche hemos pasado un rato bien divertido cantando la canción de la tía de Marruecos. Una canción popular que nos lleva de visita hasta Marruecos para contar todas las cosas que uno se encuentra en el camino. Cada una de ellas se teatraliza con gestos y sonidos, y en el estribillo de forma encadenada y ordenadamente se van repitiendo todas ellas. La dificultad se va incrementando a medida que la lista empieza a crecer y nos obliga a prestar atención y ejercitar la memoria.

Yo os traigo una versión en brasileño que me encanta, donde la conocen como “Ip Op”. El monstruo del final me parece genial. Es una grabación de Palavra Cantada, de los que ya hablé hace tiempo, y que forma parte del CD-ROM Pandalele, una recopilación de juegos de calle.

Fui visitar minha tia em Marrocos, ip, op
fui visitar minha tia em Marrocos, ip op
fui visitar minha tia, fui visitar minha tia
fui visitar minha tia em Marrocos

No caminho eu encontrei um camelo ondulado
no caminho eu encontrei um camelo ondulado
no caminho eu encontrei, no caminho eu encontrei
no caminho eu encontrei um camelo ondulado

Ip au au au ip au/ ip op, ondulado
ip au au au ip au/ ip op, ondulado
ip au au au, ip au au au ip au au au ip au/ip op, ondulado

No caminho eu bebi um guaraná, glup, glup
… 
ip au au au ip au/ ip op, ondulado, glup, glup

no caminho eu encontrei um doutor, ai que dor

ip au au au ip au? ip op, ondulado, glup glup, ai que dor, etc, etc, etc…

Nosotros la traducimos como “fui a visitar a mi tía en Marruecos… en el camino me encontré…”

Es un juego que nos invita a inventarnos elementos nuevos. Hoy nos hemos reído con Lola, que no paraba de añadir y añadir más cosas que se encontraba en su camino imaginario: unos labios pintados, un coche rosa, una flamenca con traje de flamenco y zapatos de flamenco, unos tambores…

¿Conocíais a la tía de Marruecos?, ¿os ha gustado?

November 28, 2011   3 Comments

Tumbacatatumba

Hace un año, celebrábamos Halloween cantando con humor a vampiros y brujas. Hoy teníamos fiesta de disfraces con murciélagos y telarañas. Lola, vestida de calabaza, se ha quedado totalmente dormida de vuelta a casa. Volvía contenta, después de un día de emociones, amigos y hasta algún susto por una máscara terrorífica que no le ha gustado nada.

Y en el espíritu de esta noche de brujas, una cancioncilla que recogí del libro “Manos cooperativas”, el baile de los esqueletos y su tumbacatatumba. ¿Os acordáis de esta canción?. Yo tenían un recuerdo muy vago pero unas amigas de la infancia me la cantaron el otro día perfectamente. Aunque se trata de un juego de palmas para dos personas, con Lola suelo jugar dando palmas individualmente en piernas y manos, y repitiendo juntas los movimientos de la canción.

Cuando el reloj marca la una,
los esqueletos salen de la tumba.
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las dos,
los esqueletos se comen el arroz.
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las tres,
los esqueletos se toman el café.
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las cuatro,
los esqueletos se ponen los zapatos.
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las cinco,
los esqueletos pegan muchos brincos.
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las seis,
los esqueletos se ponen los jerseys
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las siete,
los esqueletos se lavan los dientes
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las ocho,
los esqueletos se comen un bizcocho
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las nueve,
los esqueletos ya no se mueven
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las diez,
los esqueletos ya no se ven
Tumba tumba, tumbacatatumba.

Como en cualquier juego de tradición oral, hay muchas versiones. El tumba catatumba se convierte en pumba catatumba o en chumba lacachumba. Y los esqueletos hacen cosas diferentes como jugar al ajedrez o ponerse de pie. La melodía también varía, pero también se puede simplemente recitar adornando el tumbacatatumba con una voz grave y tenebrosa.

Estos esqueletos son mucho más conocidos de lo que yo creía. Se bailan en muchos países y hasta saben idiomas. ¿Qué os parece Xuxa dándonos miedo en brasileño?. Es una versión muy divertida.

¡Feliz Halloween!

 

November 1, 2011   5 Comments

BaNdula

Se llaman BaNdula y su música es una fiesta para agitar todo el cuerpo de los pies a la cabeza.

“Las viejas historias y leyendas afrocaribeñas hablan de unos pequeños seres mitad magia y mitad sueño llamados güijes. De todos los güijes que existen el más bullanguero y alegre es Bandula, el güije del ritmo, el relajo y la pachanga.

“Dicen los viejos que cuando algún niño está triste, BaNdula se acerca para soplarle en la oreja, morderle la nariz o pellizcarle su tumbao más bullanguero para curarlo de la tristeza”.

Una banda internacional, con mucho sabor a México, que reúne a mexicanos, colombianos, argentinos y cubanos, músicos y bailarinas, bajo la dirección de su fundador Carlos Rivarola “Pelu”. Y como parte imprescindible del grupo, las letras de Emilio Lome, un niñólogo como le bautizaron en su día al que le gusta escribir, contar historias e investigar en el mundo del arte, la cultura y la infancia.


Desde sus inicios, BaNdula quiso reunir elementos culturales coincidentes de la música popular latinoamericana, caribeña y mexicana, así se adentraron en el mundo del folklore y la fusión de estilos. En sus canciones lo mismo suenan jarochos, reggaes jamaicanos, cumbias, corridos, sones cubanos o un hip-hop.

Huyendo de esa música de niños que suena siempre igual, ofrecen música de calidad que no sabe de edades. Sus letras tienen algo de poesía, de risa, de juego pero también invitan a pensar. Entre canciones, estos músicos rescatan leyendas y personajes de la historia de México, nos recuerdan los derechos de todos los niños, nos hablan de diversidad y de la importancia de cuidar la madre tierra.

Tienen ya cinco discos publicados: Qué chévere güatequeEl carnaval de la lecturaArcoiris, Luna Paquimé, dedicado al estado mexicano de Chihuahua y el más reciente “Corazón de Barro y Piedra” dedicado al estado de Morelos.

Y para comprobar la energía que derrochan estos BaNdula, os invito a bailar con su “Güije del Relajo“:

Cuidado que ahí viene el guije, je,je, je,je
sonando su sonaja, ja, ja, ja ja
echando un gran relajo, jo, jo, jo, jo…

y con otros aires, “Flor de Río“, una canción dedicada a las niñas de Ciudad Juárez, desde una perspectiva diferente. La voz de una niña que nos pide a todos, desde su inocencia, un mundo mejor:

Me llamo Flor de Río y quiero crecer
en un mundo donde sea un orgullo ser mujer,
me llamo Flor…

yo tengo 10 años y nací en Ciudad Juárez,
donde vive mucha gente que nació en otros lugares.
Me encanta vivir en esta mi ciudad
porque tiene gran historia y una fuerte identidad.
cuando sea más grande quiero ser doctora,
abogada, arquitecta, astronauta o pintora,
quizá futbolista, tal vez escritora
y todo lo que imagina una niña soñadora.
Sueño con un mundo donde no haya fronteras,
ni países diferentes ni distintas banderas,
que no exista la migra ni tampoco los mojados,
donde nadie necesite ser indocumentado…

Imagino un planeta donde los seres humanos
de los ríos del desierto volvemos a ser hermanos,
sueño con un mundo sin hambre ni guerras
porque todos nos sentimos hijos de la Madre Tierra.

Una música llena de percusión, con mucho ritmo, mucha bulla, mucha alegría y mucho corazón.

October 9, 2011   3 Comments

Vuelve la brujita Mora

Para los que vivís en Madrid, la brujita Mora vuelve por fin con sus canciones llenas de magia para conseguir un mundo mejor. Ella es Vanessa Borhagian y su disco Telaraña, música para todas las edades para soñar, reir y mirar el mundo con una sonrisa. Nosotros la descubrimos hace un año y nos enamoramos al instante. La cita es el domingo 25 de Septiembre, en la Escalera de Jacob, a la 13:30, ¡no os lo perdáis!, sus directos son de lo más divertido.

Y para todos los que no tenéis oportunidad de acercaros, os dejo unos consejos y juegos que esta bruja tan especial propone para disfrutar de la música con los peques. Un montón de posibilidades para desarrollar las percepciones musicales mientras jugamos:

 –      Caminar con los tiempos de las canciones, cada tiempo un paso o cada tiempo 2 pasos si es lenta, dar palmas, hacer soniditos con la boca a ritmo de la canción (caballito, besos, “pedos de boca”, etc…), chasquidos de dedos, al ritmo dar con las manos en las piernas, en las piernas de alguien, en la cabeza con una mano y con la otra en la tripa o cabeza de alguien. 

–      Crear un movimiento para un tipo de tambor, otro para otro tipo de instrumento (identificar sonidos, timbres, instrumentos), y cuando suene la canción hacer el “baile” de los timbres.

–      Tararear la canción con “lala…”, con “tata…”, con “meme”, con “pipi”, etc.

–      Cambiar todas las vocales de la canción por A o por i, etc….

–      Poner letra en una melodía fácil del repertorio clásico (9 de Beethoven, un vals de Strauss -Danubio Azul por ejemplo-, la cabalgata de las Valquirias de Wagner, Bolero de Ravel, adagio de Albinoni, de Mozart ‘Eine Kleine Nachtmusik’, canon de Pachelbel, etc.

–      Poner una letra nueva en una canción ya conocida.

–      Cantar un cuento: cantar improvisando, inventando sobre la marcha una melodía.

–      Poner músicas variadas, hindúes, árabes, japonesas e inventar o leer un cuento mientras suena la música.

–      Poner un dibujo o película sin el sonido e inventar los diálogos, la música, hacer todos los sonidos.

–      Inventar un idioma y charlar así.

–      Cantar una canción toda con “miau, miau” o “que que” o “quiquiriquí”, o “guau o mu”… cantar con el sonido de un animal.

–      Cantar una canción toda “muuuy feliz”, con una sonrisa exagerada y muy alegre. Cantar después enfadado, con cara de malo, después llorando y muy triste, después bostezando, después con hipo, después con voz de hormiguita, muy agudo, después suave como si estuviera un bebe durmiendo y no se le puede despertar, después fuerte porque queremos que en Portugal nos escuchen. Inventar variaciones. ¡A los niños les encanta este juego!

Son parte de un artículo escrito por la propia Vanessa que podéis encontrar aquí.

September 15, 2011   6 Comments

Andrea Echeverri

Fiel a lo prometido, empiezo la semana con un poco de música. Pero esta vez, no se trata de música dirigida a los niños, sino a los mayores y muy especialmente a las mamás.

Hoy quiero hablar de la colombiana Andrea Echeverri, y los dos discos que llevan su nombre “Andrea Echeverri” y “Andrea Echeverri 2”. Debo admitir que Andrea era para mi una desconocida hasta que hace unos días leí sobre ella en Culture Mami (¡gracias Marcela por descubrírmela!), pero lo cierto es que es una figura conocidísima de la música en su país y fuera de sus fronteras, y de hecho ha visitado España numerosas veces con gran éxito. Compositora, vocalista, guitarrista, esta mujer tiene las ideas muy claras y engancha por su sencillez, su cercanía y las causas que abandera desde su música.

Junto a Hector Buitrago lleva más de veinte años al frente de la banda Aterciopelados.  Diez discos recogen ya su particular fusión de rock con las raíces musicales colombianas y latinoamericanas con letras teñidas siempre de compromiso social, ambiental y antibélico, y defensa de la tierra y la tradición.

En el 2005, tras la maternidad de su hija Milagros, Andrea publicó su primer trabajo como solista “Andrea Echeverri“. Un universo de canciones en torno a la maternidad, dedicadas a su hija y a su pareja, en lo que ella llamó un disco sexy maternal. Una belleza de letras que proclaman la fuerza creadora de la mujer y nos hablan de paciencia, generosidad (“se desplazó mi centro de gravedad, ya no soy la prioridad…. yo ya no, yo no, yo no“) y sobre todo mucho amor.

Sólo asomarse a sus letras ya es un verdadero placer. Preciosa la espera de “Amniótico”:

En mi barriga
Nadando
Y yo en un barco
Mareada
Esperando
A que superes todo lo adverso
Que armonices el universo
Amor antes de la primera vista
Amor a la primera patada
Amor amniótico

la devoción de “Baby Blues”

Baby Blues
Ternura dulzura
Babyblues
Tu calma me cura
Babyblues
Belleza tan pura
Babyblues
Promesa futura
Babyblues
Tu llanto me tortura

y su single principal, “A M O”, un amor en mayúsculas  con un sonido pegadizo y bailable:

Desde que naciste soy mejor amante
como si hubieras destapado mis conductos
me han crecido los senos, el vientre y las caderas
mi cuerpo expandido encontró su motivo

tú circulaste por mí, hiciste un camino divino
abriste un túnel, destapaste mi destino
tú me has dado el soplo de la creación
eres energía, luz del sol
tú me has deletreado la palabra amor
a-m-o-r-c-i-t-o
a-m-o-r-c-i-t-o

Hace un año, Andrea lanzó “Andrea Echeverri 2“, la continuación de su primer disco en solitario.

Esta vez Andrea ha querido realizar un trabajo desde el calor de su hogar, contando con la participación de toda su familia: su marido en las percusiones, su madre en los coros y su hija cantando y en el arte gráfico que acompaña el disco. Un proyecto como dice “autocompuesto, autograbado y autoproducido en su casa desde el corazón de una mujer-música-mamá” y donde “sus canciones son conjuros, mantras neohippies, afirmaciones de identidad, de paciencia, de amor, de colectividad y de devoción por el planeta. También hay canciones para curar las enfermedades y para ponerse contento todos los días.”

Y si queréis comprobar por vosotros mismos la felicidad y buenas vibraciones que nos regala su música, aquí tenéis una muestra (¡y en su web tres canciones gratis). ¡Espero que lo disfrutéis!

August 31, 2011   4 Comments

Un poco de música a la luz de la luna y las estrellas

Unas semanas antes de que Leo naciera, descubrí en unos grandes almacenes el libro-disco “La media luna y las estrellas“. Allí no pude escuchar sus canciones pero la sensibilidad de sus letras, que sintonizaban perfectamente con el momento que estábamos viviendo y todas las sensaciones que la maternidad despierta me cautivaron y me decidieron comprarlo.

“La media luna y las estrellas” es un proyecto musical de la cantautora española Susu. Sus dos hijos fueron la fuente de inspiración de estas diez canciones que rezuman ternura y amor. Acompañando al disco, un libro para disfrutar mientras suena la música con todas las letras y las fantasiosas y bonitas ilustraciones de Eva Vázquez. Y además, la colaboración especial de varias voces conocidas: Rosario, Bebe, la Dolo y Nubla.

Este disco tranquilo y ensoñador nos pasea por el universo de niños y padres, y es sencillo verse reflejado en cada una de las canciones: en la espera, “sólo soy una mujer montaña que se siente llena de paciencia“, viendo crecer a tu pequeño, “Vas creciendo despacito, buscando tu lugar, cerca de mi calorcito“, deseando protegerlo y comprenderlo, “cómo evitar que el dolor no te cause herida. Cómo descifrar y entender lo que tu alma necesita“, acompañándole en la noche cuando tiene miedo, “tengo miedo a dormir, tengo miedo a dejarme“… y sufriendo la falta de sueño “pero hoy su mamá agotada en la cuna ha intentado ponerle a soñar“. Susu habla a los niños desde la comprensión y el respeto, reclamando su tiempo y su ritmo, “no me compres con regalos, ni con chuches, quédate junto a mi“, “yo se que debo ir despacio, sin prisa, despacio, y sé que debes ir despacio, sin prisa, despacio“, y recordándonos lo que saben “aunque sea muy pequeño, sé muy bien lo que está bien y lo que no“, y que nos piden y les debemos un mundo mejor, “¡dame un mundo mejor!“.

La música es suave y dulce, con la voz un poco naif de Susu, en casa no nos cansamos de escucharla. Y aunque a ratos me parezca un disco más dirigido a los padres, Lola me hace cambiar de opinión cada vez que se pone a cantar  “Lilo se va a dormir, lilo se va a dormir“, o cómo nosotros ya cantamos “Leo se va a dormir…”. Sin lugar a dudas, esta es su canción favorita del disco. Espero que a vosotros también os guste:

June 1, 2011   2 Comments

Música con Teresita Fernández

Llevo una racha que ya se me antoja demasiado larga alejada del blog y es que estas últimas semanas de embarazo se me están haciendo un poco cuesta arriba. Aunque tengo varias ideas en la cabeza, no encuentro la energía para sentarme a escribir delante del ordenador. Así que hoy, para animar el cuerpo y el espíritu, me voy hasta Cuba para buscar un poco de música infantil de la mano de Teresita Fernández, una intérprete muy querida y conocida en su tierra. Y es que Teresita es en Cuba algo así como María Elena Walsh en Argentina o Gabilondo Soler en México, todo un referente en el mundo de la canción infantil.

Integrante de la vieja Trova Cubana, cantautora, trovadora o como ella se define, juglar, Teresita ha cantado a adultos y niños, aunque su faceta más conocida sea precisamente la dirigida a los más pequeños. Esta maestra, nacida en Santa Clara en 1930, aprendió a tocar la guitarra con el trovador Benito Vargas y más tarde con la ayuda de las Hermanas Martí se introdujo en el ambiente musical de La Habana. Mentor suyo fue también el famoso Bola de Nieve, quien dijo de ella “Usted no necesita más adorno que la canción”. Su imagen está ligada a las noches en el club El Cóctel y a la Peña de los Juglares del Parque Lenin, de la que fue fundadora y por donde desfilaron conocidos músicos y artistas.

Fue descubridora de un joven Silvio Rodriguez, a quien animaba a subir al escenario porque “cantaba canciones raras como ella”. En 1999, un Silvio ya consagrado,  junto a otros integrantes de la Nueva Trova Cubana, la rindieron homenaje en el disco “Vamos todos a cantar” (1999).

En 2009 fue proclamada Premio Nacional de Música 2009, el más alto reconocimiento que anualmente conceden el Ministerio de Cultura y el Instituto de la Música en Cuba.

Sus canciones infantiles mezclan poesía y música y hablan de la naturaleza y las cosas cotidianas. Entre las más populares están “Vinagrito”, la historia de un gatito con cascabel, “El zunzuncito” que canta al colibrí más pequeño del mundo autóctono de Cuba, “El grillito acatarrado”, “Tintin la lluvia” o “Lo feo”. Son muy conocidos también sus trabajos de musicalización de las Rondas de Gabriela Mistral (“Dame la mano y danzaremos” entre otras) y de El Ismaelillo de Jose Martí.

De ella, me encanta “Lo Feo”, aquí en versión de Gema y Pavel:

“A las cosas que son feas
ponles un poco de amor
y verás que la tristeza
va cambiando de color.”

Y para estos días primaverales en que nos visita la lluvia “Tintin la lluvia”:

March 29, 2011   No Comments

Luna lunera

Divisar la luna al caer la tarde, cambiante cada día o mirarla brillar con fuerza en una noche clara tiene algo mágico que nos encandila a todos. Desde muy pequeñitos, a los niños les encanta señalar su imagen en el cielo, y no hay casi nana por la que no se asome su figura blanca. Así que hoy, traigo nuestra recopilación favorita de canciones y cuentos con la luna como protagonista.

Empezando por los libros, dos muy conocidos y que hemos leído una y otra vez. El primero, “Papá, por favor, consígueme la luna”, fue uno de los últimos cuentos que hemos sacado de la biblioteca. Un libro de Eric Carle, publicado por Kókinos, con esas ilustraciones tan características de este autor a base de recortes de papel pintados, llenos de color. Una historia sencilla que nos habla de una niña que quiere alcanzar la luna y un papá que hace realidad su sueño. A Lola le encantaban sus desplegables, ingeniosos y originales, que se abren en distintas direcciones para mostrarnos a ese papá que busca una escalera larga larga para subir a la cima de la montaña más alta y llegar a la luna, y por supuesto la luna llena gigante que se abre como una flor. Y casi sin darnos cuenta, el cuento nos habla de las fases de la luna, mostrándonos una luna grande que se va haciendo pequeña hasta desaparecer y volver a aparecer de nuevo grande y redonda en el cielo.

Y si Eric Carle nos consigue la luna para jugar, Michael Grejniec nos cuenta la historia de un montón de animales intrigados por saber “A qué sabe la luna”. Por sus páginas van desfilando uno a uno varios animales, que deciden ayudarse unos a otros para conseguir darle un bocado a la luna redonda y averiguar a qué sabe. Estoy segura que la de Lola sabe a turrón, miel  y chocolate.

Y aunque ya no tiene tanto éxito como antes, “Buenas noches luna” nos sigue acompañanado algún día a la hora de dormir.

Para ambientar estas lecturas hay muchas canciones con la luna como protagonista. Las hemos ido aprendiendo de entre nuestros discos favoritos. Nos encanta la luna lanar de Mariana Baggio, “con la lana tejí la luna, y fue una luna lanar. La lana tenía un nudo y fue en la luna un lunar“, el río enamorado de la luna llena de Magdalena Fleitas, “y se enamoró de la luna llena, que baña de plata en la noche mansa su piel morena“, y la luna de aires chinescos que se baña en un charquito de jabón de María Elena Walsh. Aquí tenéis esta última luna con camisón, en versión de Rosa León:

y si os gusta tanto como a mi esta canción, esta otra versión, por Luna Monti y Juan Quintero es de lo más interesante.

Y entre los clásicos populares, “La luna es muy pequeña y el sol es muy mayor”, aquí en versión – un poco diferente a la que nosotros conocemos- de “Canciones para la Infancia”. Por cierto, que navegando por su blog, me he dado cuenta que se me había olvidado mencionar el cuento Luna de la maravillosa colección “De la Cuna a la Luna” de Kalandraka, que cantábamos no hace tanto… una apuesta segura para los más chiquitines.

También está este “Sol solecito, luna lunera”, sencilla y pegadiza.

Y vosotros, ¿tenéis alguna luna lunera que compartir?

February 21, 2011   4 Comments