las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Calabazas

Aunque Halloween no lo celebremos demasiado, decorar la calabaza es una tradición que hemos adoptado y no nos la perdemos ningún año. ¡Qué mas da si la mitad de los años las terminamos el día 1, lo importante es divertirse!

Hace un año quedaron así. Técnica mixta para los dos, que decidieron sólo cortar la boca y pegaron adornos, botones, tapones y la pintaron un poquito. Cuando hicimos la foto ya se estaban empezando a pudrir, así que están un poco deformadas, pero en Halloween queda estupendo.

calabazas2013

calabazas2013-2

Este año Leo decidió que no la quería vaciar, creo que la vio tan bonita que le dio pena. La pintó eso sí enterita con pintura acrílica y una vez seca la decoró con rotuladores metálicos, pegatinas y chinchetas con bolitas de colores. Si no fuera porque teníamos que salir de casa creo que hubiera seguido añadiendo más y más cosas.

calabaza Leo 2014

Su calabaza contrasta con la de Lola que este año ha estado mucho más minimalista. Ella sí quiso vaciar su calabaza, tarea de la que me encargué yo principalmente con un poco de ayuda de los dos, y luego dibujó una carita feliz que yo recorté, decoró un poco la cara con rotulador y dos botones en la sonrisa y finalmente añadió un corazón y un rosal en flor a los lados porque «la calabaza está enamorada».

calabazas2014-1

calabazas2014-2

calabazas2014-3

Y a pesar de esa cara tan sonriente y llena de amor, no hemos podido tener encendida la vela… ¡porque a Leo le da miedo!

November 1, 2014   3 Comments

Tumbacatatumba

Hace un año, celebrábamos Halloween cantando con humor a vampiros y brujas. Hoy teníamos fiesta de disfraces con murciélagos y telarañas. Lola, vestida de calabaza, se ha quedado totalmente dormida de vuelta a casa. Volvía contenta, después de un día de emociones, amigos y hasta algún susto por una máscara terrorífica que no le ha gustado nada.

Y en el espíritu de esta noche de brujas, una cancioncilla que recogí del libro «Manos cooperativas», el baile de los esqueletos y su tumbacatatumba. ¿Os acordáis de esta canción?. Yo tenían un recuerdo muy vago pero unas amigas de la infancia me la cantaron el otro día perfectamente. Aunque se trata de un juego de palmas para dos personas, con Lola suelo jugar dando palmas individualmente en piernas y manos, y repitiendo juntas los movimientos de la canción.

Cuando el reloj marca la una,
los esqueletos salen de la tumba.
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las dos,
los esqueletos se comen el arroz.
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las tres,
los esqueletos se toman el café.
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las cuatro,
los esqueletos se ponen los zapatos.
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las cinco,
los esqueletos pegan muchos brincos.
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las seis,
los esqueletos se ponen los jerseys
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las siete,
los esqueletos se lavan los dientes
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las ocho,
los esqueletos se comen un bizcocho
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las nueve,
los esqueletos ya no se mueven
Tumba tumba, tumbacatatumba

Cuando el reloj marca las diez,
los esqueletos ya no se ven
Tumba tumba, tumbacatatumba.

Como en cualquier juego de tradición oral, hay muchas versiones. El tumba catatumba se convierte en pumba catatumba o en chumba lacachumba. Y los esqueletos hacen cosas diferentes como jugar al ajedrez o ponerse de pie. La melodía también varía, pero también se puede simplemente recitar adornando el tumbacatatumba con una voz grave y tenebrosa.

Estos esqueletos son mucho más conocidos de lo que yo creía. Se bailan en muchos países y hasta saben idiomas. ¿Qué os parece Xuxa dándonos miedo en brasileño?. Es una versión muy divertida.

¡Feliz Halloween!

November 1, 2011   5 Comments