las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

El globo rojo

Y segui­mos con los glo­bos, hoy para hablar de cine.

«El globo rojo» (Le Ballon Rouge) es una pelí­cula de ape­nas 34 minu­tos obra del direc­tor Albert Lamo­risse. Se rodó en el año 1956 y tuvo muy buena acep­ta­ción, reci­biendo pre­mios impor­tan­tes como el Oscar al mejor guión ori­gi­nal y La Palma de Oro al mejor cor­to­me­traje en el Fes­ti­val de Cannes.

La hemos visto en casa hace hace una semana y nos encantó. Lola, que no estaba nada con­ven­cida de que­rer verla y con la que pac­ta­mos que si no le gus­taba la cam­bia­ría­mos por otra, acabó diciendo que era «super­chuli». Y a mi me fas­cinó su sen­ci­llez y belleza visual.

Le ballon rouge 4

El globo rojo nos invita a reco­rrer las calles de París de la mano de un niño y un globo rojo muy espe­cial. Un París gris, que ya se antoja nos­tál­gico y anti­guo, donde los niños se pasean libre­mente por sus calles, y con­tra el que con­trasta viva­mente el colo­rido del globo.

Le ballon rouge 3

No hay ape­nas diá­logo, sólo unas pocas fra­ses, no es nece­sa­rio más para seguir la his­to­ria. Pas­cal, el niño pro­ta­go­nista, de camino al cole­gio res­cata un gran globo rojo de helio enre­de­dado en una farola y se lo lleva con él. Pronto des­cu­bri­re­mos que el globo tiene vida pro­pia y no se escapa volando al sol­tarlo, sino que decide dónde ir y qué quiere hacer. A par­tir de ahí, ya no sabe­mos quién lleva a quién, son dos ami­gos que van jun­tos, se per­si­guen, se espe­ran y jue­gan. La gente los mira con curio­si­dad y extra­ñeza, y una banda de niños tra­vie­sos quie­ren robarle a Pas­cal su globo.

Le-ballon-rouge

Hay ten­sión y drama, y un final que no quiero des­ve­lar, pero que tiene mucho de sueño, de emo­ción y de una ima­gen pre­ciosa que se queda contigo.
Cer­cana a la infan­cia, esta peli habla al niño que todos tene­mos den­tro, es tierna y jugue­tona, muy bonita.

Como curio­si­dad, ese niño que reco­rre París es Pas­cal Lamo­risse, hijo del direc­tor. Y su her­mana, Sabine, es la niña con un glo­blo azul con la que Pascal se cruza en una de las esce­nas más boni­tas de la pelí­cula.

Y si alguien se queda con ganas de más puede ser intere­sante ver «Le voyage du ballon rouge», una pelí­cula del 2007 ins­pi­rada en este globo rojo, diri­gida por Hou Hsiao-Hsien y pro­ta­go­ni­zada por Juliette Bino­che.

July 18, 2014   2 Comments

Un globo, dos globos… muchos globos

Este es el primero de una serie de posts que quiero dedicar a los globos: globos pequeños y grandes, globos que vuelan alto, que a veces se escapan o explotan, que adornan fiestas de cumpleaños, globos para jugar y también para pintar. Pero si pensáis que jugar con globos es exclusivo de niños, estáis equivocados. Hoy os traigo la inspiración de varios artistas que han explorado lo que se puede hacer con estos elementos, cada uno con una propuesta muy diferente.

Empezamos con William Forsythe y su instalación «Scattered Crowd», donde amplios espacios prácticamente diáfanos se llenan de mil globos blancos suspendidos a diferentes alturas. La levedad de los globos flotando y el color blanco le confiere a estas fotos un aire irreal, de sueño. En las fotos podéis ver el paisaje tan hermoso que crean los globos y que el visitante está invitado a alterar con su paso.

scatteredcrowd1

scatteredcrowd3

IMG_2423

Martin Creed también llena un espacio de globos pero provocando sensaciones muy diferentes. Los globos llenan cada rincón materializando como indica el título de la obra «Half the air in a given space», la mitad del aire del espacio. Atravesar este espacio es una experiencia que puede pasar del juego y la euforia a la desorientación o la angustia.

Martin Creed

Martin Creed 3

También podemos meternos dentro de un gigantesco globo de color. Es la propuesta de Penique Productions, un colectivo de artistas con sede en Barcelona, que transforman espacio públicos utilizando gigantescos globos de plástico de intensos colores que son inflados en el interior del edificio e iluminados desde el exterior. Un resultado vibrante, dramático y transformador.

Stitched Panorama

7.-LaTabacalera-C-imp

Stitched Panorama

Y por último un globo rojo de grandes dimensiones que recorre las ciudades más conocidas del mundo, encajándose en callejones, en la base de edificios, puentes. Es el Red Ball Project de Kurt Perschke.

macbamain

RBPARIS_13_04_0620-700x466

June 28th on Waterloo Bridge for RedBall UK.

RBPARIS_13_01_2112

Una forma divertida y juguetona de cambiar la arquitectura y el paisaje de la ciudad, llamando poderosamente la atención del transeúnte, que muchas veces no puede reprimir las ganas de tocar y botar contra el globo. ¿Dónde encajaríais vosotros esta gran pelota?

July 4, 2014   3 Comments