las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Lugares de juego con neumáticos

Algo tan sencillo como un viejo neumático ofrece muchas posibilidades de juego a los niños. Pueden meterse dentro, atravesarlos, hacerlos rodar, apilarlos y trepar por ellos, y hasta sirven para construir un sencillo columpio.

En Inglaterra, existen empresas especializadas en montar sencillos espacios de juego a base de estas ruedas de caucho. Defienden que son perfectos para espacios reducidos, muy resistentes a las inclemencias del tiempo, al uso y hasta al vandalismo, fáciles de instalar, no requieren apenas mantenimiento y además son económicos. A los niños les ofrecen una actividad física muy saludable, permitiéndoles jugar con el equilibro y la coordinación.

Así, Tyre Parks ofrece diseños como los de estas fotos:

Y Tyre Play amplia las posibilidades jugando con elementos de diseño propio como estructuras que permiten fijarlos en vertical, pértigas que se anclan en los neumáticos o redes que permiten montar túneles.

Pero montar un espacio de juego con viejos neumáticos no necesita de grandes ideas. Que los neumáticos estén libres y se puedan mover de un sitio para otro es una ventaja que permite a los niños crear sus propios escenarios diferentes cada día. Si queréis más ideas, este post de «I’m a Teacher, get me OUTSIDE here» nos muestra varios usos. Si hasta pueden servir para hacer jardinería y plantar un pequeño jardín en su interior, mirar lo bonitos que pueden quedar en Let the Children Play o ser la base de un estupendo tambor como el de Child Central Station.

Y sin lugar a dudas, la muestra más extraordinaria que podemos encontrar de parques de neumáticos es el Nishi Rokugo Koen o Tyre Park, en Tokyo, Japón. Nada menos que aproximadamente 3000 viejos neumáticos para meterse dentro, trepar y atravesar, formando robots, dragones, túneles, puentes, montañas y toboganes.

http://slickpanda.com/japanese-tire-playground
Fotos de Fame Pictures Inc

Y su pendiente de cemento a modo de tobogán también tiene una pinta divertidísima:

Tire Park in Japan (Tokyo)

February 17, 2011   10 Comments

Viajes de estudio de Frode Svane

Y siguiendo con espacios de juego, os dejo aquí información de unos cursos que serían un sueño para mí. Están organizados por el paisajista noruego Frode Svane, especializado en la creación de lugares de juego para la infancia con una amplia experiencia a sus espaldas. Frode fue uno de mis primeros descubrimientos en mi particular viaje por los parques infantiles. Para experimentar el placer de jugar basta darse un paseo por los álbumes de fotos de su Facebook.

En sus viajes de estudio ofrece la oportunidad de pasar tres o cuatro días recorriendo parques y patios de colegios o guarderías de Berlín o de varios países nórdicos en pleno mes de Junio… una auténtica experiencia para aprender más sobre el juego y los niños.

FRODE SVANE — STUDYTRIPS 2011

http://www.facebook.com/album.php?aid=3470&id=100 001 557 546 378

NORDIC TRIP — Program in Copenhagen/Lund/Malmö: June 16,17,18. (3 days)
BERLIN TRIP — Program in Berlin 2011: June 21, 22, 23, 24. (4 days).

The International Play Association (IPA) conference in Cardiff http://www.ipa2011.org will take place in the first week of July. This conference will therefore easily be combined with the Studytrips to Berlin and the Nordic Trip — 2011.

Ask for preliminary programs!
Also take a look here for further informations: http://www.barnaslandskap.blogspot.com/

PROGRAM — SHORT NOTES

Copenhagen/Lund/Malmö:
Visiting parks, theme parks (Malmö), kindergardens, schoolgrounds, public places.

Berlin:
2 first days in bus (heavy programs) — visiting lots of schoolgrounds, and a few adventure playgrounds.
2 days on bikes (easy/relaxed programs) — visiting parks, public places, kindergardens.
Weekend free with good suggestions, — such as:
A visit to Britzer Garten, Gärten der Welt (Gardens of the World), Volkspark Potsdam, Sans Souci and other places.

http://www.facebook.com/album.php?aid=3470&id=100 001 557 546 378

Frode Svane
Barnas Landskap
Childrens Landscape- Norway
www.barnas-landskap.org
www.barnaslandskap.blogspot.com/
0047 92 669 969
Adress: Kampengt. 21. 0654 Oslo. Norge — Norway
References:
www.google.com/search?hl=en&q=frode+svane&btnG=Google+Search
www.boernogkultur.dk/uddannelse-forskning/forskning/fagomraader/boerns-fysiske-rammer/frode-svan

November 18, 2010   No Comments

Lugares de juego: «Adventure playgrounds»

Hace semanas que quería haber publicado algún post nuevo sobre lugares de juego y hoy por fin, aquí está. Un pequeño vistazo al mundo de los «adventure playgrounds» (parques aventura), o «junk playgrounds» (parques basura) como se llamaron originalmente: parques infantiles, destinados principalmente a niños entre 6 y 12 años, donde en lugar de las habituales estructuras de juego fijas el niño dispone de herramientas y materiales reciclados y de desecho para crear y construir libremente.

Aunque hoy en día estos parques, al menos a mi, me parezcan totalmente revolucionarios, su historia se remonta nada menos que a los años 30. Una época de cambio en la que las nuevas corrientes en psicología infantil influyeron en la forma de construir ciudades, de hacer política y cuidar a la infancia. En este ambiente, el arquitecto paisajista danés, Christian Th. Sørensen, acompañado por el maestro Hans Dragehielm, se interesaron en la forma de diseñar espacios de juego para los niños de Copenhage. Atraídos por la forma libre de juego que los niños descubrían en solares y edificios destruidos por la guerra, decidieron incorporar este ambiente al parque infantil habitual.

Sorensen ideó un espacio en medio de la ciudad, que protegía al niño y le aislaba de los adultos, y donde se podía encontrar desde ramas de árboles, cajas de cartón, tablones, neumáticos, telas, muebles viejos, tuberías, viejos coches, ladrillos, cuerdas… un auténtico basurero a ojos de los adultos que se convertía en un abanico infinito de posibilidades para los niños.

El primero de estos espacios se creó en Emdrup, Dinamarca en 1943, durante la Segunda Guerra Mundial.

Artículo de Prensa sobre el parque de Empdrup, 1946

Uno de los supervisores que trabajó allí escribió en 1946: «El parque aventura es un intento de dar al niño de la ciudad un sustituto del juego y potencial de desarrollo que ha perdido a medida que la ciudad se ha convertido en un sitio donde no hay espacio para la imaginación del niño y su juego. El acceso a los edificios está prohibido a personas no autorizadas, no hay árboles a los que trepar y hacer de Tarzán. Las vías de tren y zonas comunales, donde se podían librar grandes batallas y tener extrañas aventuras, no existen más. ¡No! No es sencillo ser un niño en una ciudad cuando se tiene la necesidad de ser un cavernícola o un bosquimano.»

En la expansión geográfica de estos parques tuvo mucha importancia la figura de Lady Allen of Hartwood, arquitecta paisajista y presidenta de la Nursery Schools Association, que quedó maravillada tras una visita a Empdrup y decidió llevar el concepto al Reino Unido. Allí Drummond Abernethy, secretario del National Playing Fields Association Playground Committee, intentó imprimir un mensaje más positivo popularizando el nombre de «adventure playground» frente al «junk playground».

Lollard Adventure Playground

La red de Adventure Playground se extendió por casi toda Europa, especialmente por los países nórdicos, Francia, Suiza, Alemania y Holanda, pero hoy en día existen también fuera de Europa, por ejemplo en Japón y Estados Unidos, y hasta los hay especialmente diseñados para niños con discapacidades.

Todos tienen en común que son espacios en continua construcción y destrucción («Un buen „adventure playground“ nunca es estático», Bengtsson, 1974) donde impera el juego libre y el niño tiene la posibilidad de crear su propio espacio de juego. Suelen contar con la presencia de monitores que supervisan las actividades, pero siempre de forma no intrusiva, dejando via libre a los niños. Detrás de este juego libre, el niño practica el trabajo manual, desarrolla su imaginación y creatividad, colabora y se relaciona a un nivel mucho más grande que en un parque convencional, fomentando el trabajo en equipo y se transmite un mensaje de reutilizar y crear desde lo viejo, promoviendo un mundo más ecológico. Además, muchos de estos espacios de aventura incorporan áreas de huerto y jardinería y zonas con pequeños animales de granja, todo un lujo en medio de la ciudad.

Fotos de Web Urbanist

Y aunque aparentemente la seguridad en estos parques parezca menor que en los tradicionales, hay estudios que demuestran que es todo lo contrario. Los niños están más pendientes y concentrados en el juego y el número de accidentes es menor.

En nuestro viaje a Berlín, me hizo mucha ilusión poder dar una vuelta por uno de estos parques aventura, el Stiftung Sozialpädagogisches Institut Walter May Abenteuerspielplatz Stadt der Kinder, y ver más de cerca las construcciones de los niños.

Para saber más, os dejo unos cuantos enlaces:

Urban Adventure Playgrounds: The Coolest Places You Probably Never Played as a Kid
Adventure Playgrounds: A children world in the city
A history of Elhap and Adventure Play
The Gypsy Poet: Adventure Playgrounds
Adventure Play
Pockets of Disorder: The History of Adventure Play

November 17, 2010   7 Comments

Lugares de juego: Parque Isabel la Católica, Gijón

Hace unos meses, buscando por Internet lugares de juego con un toque especial encontré un artículo de prensa sobre el proyecto de renovación del área infantil del Parque Isabel La Católica de Gijón. El plan tenía una pinta estupenda, un gran presupuesto, contratación de empresas alemanas y nórdicas… pero me quedé un poco desilusionada al no ser capaz de encontrar ninguna foto ni comentario sobre el resultado final. Así que, aprovechando que en Agosto pasamos unos días en Asturias visitando a la familia y que para la peque cualquier excursión que incluya la palabra parque es siempre el mejor plan posible, nos hicimos una escapada a Gijón.

El Parque Isabel La Católica es una de las zonas verdes más grandes de Gijón, se encuentra junto al Estadio del Molinón, en el margen derecho del paseo fluvial del río Piles. Junto a él está el Parador de Turismo, y muy cerquita la Feria de Muestras y el Museo del Pueblo de Asturias.

Tiene un aviario muy interesante, un recinto con avestruces, parterres y rosaleda, un bonito palomar y un gran estanque lleno de cisnes y todo tipo de patos y ocas, que si no fuera por la competencia de los columpios habría tenido entretenida a la peque un buen rato.

La zona de juego infantil se encuentra fácil porque es enorme, con una extensión equivalente a la de cinco o seis parques de barrio: Lola corría y corría de atracción en atracción y siempre había algo nuevo que descubrir.

Estructurado en varias zonas, el parque tiene un poquito de todo y para todas las edades. Además de varios espacios similares a los que podemos encontrar en algunos de nuestros parques de diario, hay otros realmente originales que harán las delicias, sobre todo, de los niños un poquito más grandes… y de los adultos sin complejos.

Visualmente, la zona que más nos gustó es la diseñada por la casa alemana Sik-Holz, aunque sus atracciones, pensadas para lo más grandes, son precisamente las que menos se adaptaban a la edad de Lola. Realizados en madera de robinia, los columpios para balancearse tumbado y en compañía, el balancín de altura para cuatro personas y la tirolina nos parecieron sencillamente espectaculares.

En otra zona, diseño de la empresa alemana HPC, un gran arenero donde se puede encontrar desde una malla para trepar en forma de dos pirámides conectadas, unas mini camas elásticas, un disco giratorio, una cuerda floja y lo más original, una gran tuerca de acero para correr como hacen los hamster en las ruedas de sus jaulas. Yo la probé y me pareció divertídisima.

De la casa danesa Kompan es el castillo con cocodrilos y dragones y otras atracciones pensadas para los más pequeños y una instalación de acero galvanizado y polietileno para los que tienen unos años más. En esta última, entre otras cosas, hay una barra de equilibrio y unos monopatines fijos que se deslizan por un aro curvado con muy buena pinta, aunque es una pena que no deslizaban demasiado bien.

Para los más peques, también había un área de la empresa sueca Hags, un juego con distintos accesos, catalejo, tubo para hablar, túnel, pared para escalar… aquí estuvo Lolita un buen rato entretenida.

Con tanta novedad, lo pasamos muy bien, lo único malo fue sacar a la peque de allí y eso que tenía hambre… Una suerte para los gijonenses tener este parque cerca de casa.

September 11, 2010   2 Comments

Lugares de juego: Isamu Noguchi

No es la primera vez que en esta sección hablamos de la incursión de un artista en el diseño de espacios de juego. En este caso, se trata del japonés Isamu Noguchi, un artista polifacético principalmente conocido por su faceta como escultor y paisajista, pero que alcanzó también gran popularidad por su diseño de lámparas y muebles.

Noguchi se sentía atraído por el diseño de zonas de juego para niños, pero no tuvo suerte y vio sus proyectos rechazados una y otra vez. Sus parques son espacios diferentes, donde la tierra toma formas orgánicas, esculturas sinuosas sirven de toboganes y las formas abstractas y el minimalismo impregnan el espacio con un aire irreal.

Su primer diseño, Play Mountain (1933), era una estructura piramidal con terrazas, una propuesta que trabajaba la tierra como si de una escultura se tratara. Contaba con un anfiteatro, varias terrazas, dos toboganes, uno pequeño con agua para el verano y otro más grande para deslizarse en trineo durante el invierno. En palabras de Noguchi «Play Mountain fue el embrión del que nacieron todas mis ideas que relacionan la tierra y la escultura. Es el progenitor de los parques infantiles como paisajes esculturales

Walker Art Center, Minneapolis, Minessota

El proyecto fue rechazado por Robert Moses, comisionado de New York City Parks, que años más tarde también rechazaría el parque diseñado para Naciones Unidas.

Antes de emprender el diseño de un nuevo parque infantil, Noguchi se orientó a su equipamiento, ideando columpios y toboganes que tampoco llegaron a ver la luz más que en el cine (en la película «La Diosa de la Danza„(“Down to Earth») con una Rita Hayworth convertida en musa). Les achacaron falta de seguridad, razón por la cual su siguiente proyecto, Contoured Playground, se basaba en un juego de líneas sinuosas formado por las ondulaciones de la tierra, a prueba de accidentes. Los niños podían subir y bajar por las superficies curvas y había varias zonas de interés, escalada, juego y agua en verano. El estallido de la Segunda Guerra Mundial acabó con este proyecto que nunca se llegó a realizar.

Noguchi lo volvió a intentar en 1951, con un proyecto en colaboración con el arquitecto Julian Whittlesey para el complejo de las Naciones Unidas en el East River de Nueva York. El apoyo de críticos de arte y del Museum of Modern Art no fue suficiente de nuevo para convencer al ayuntamiento. Las maquetas nos muestran un escenario casi surrealista: hay zonas de escalada, aros de baloncesto, un juego de plataformas triangulares… pero como Noguchi defendió en su día es principalmente un espacio que se abre a los niños para que lo exploren libremente, sin decirles lo que tienen que hacer.

El último intento de construir un parque de juegos en Nueva York fue una colaboración con el arquitecto Louis Kahn para un proyecto de gran envergadura en Riverside Drive Park (1961−66), y que fue rechazado por el ayuntamiento tras cinco rediseños.

Noguchi sólo vió dos de sus parques infantiles llevado a la realidad, Playscapes en Piedmont Park, Atlanta, Georgia (1975−76) y Kodomo No Kuni (1965−66), cerca de Tokyo, en colaboración con Yoshio Otani.

Piedmont Park, Atlanta

Su último proyecto, que terminó poco antes de morir, fue un gigantesco diseño para el Moere Numa Park en Sapporo, Japón. En Moere Numa Park, abierto al público en el 2005, se pueden ver muchos de los sueños que Noguchi vio rechazados durante su vida: su primera Playmountain, su equipamiento de juegos para parques infantiles, sus toboganes escultóricos, el Aqua Plaza para jugar con el agua…

Un parque, sin duda, que merece la pena visitar:

Fotos de PingMag

July 23, 2010   3 Comments

Lugares de juego: Dschungel Spielplatz

Después de echar un vistazo por Internet, creo que podría escribir meses y meses de esta sección, lugares de juego, hablando sólo de los parques para niños de Berlín. Esta ciudad es una auténtica joya para los más pequeños, con una cantidad impresionante de parques totalmente envidiables. Así que como muestra, hoy visitamos uno de ellos, inspirado en la selva, el Dschungel Spielplatz del Bäkepark, en el barrio de Steglitz.

Como muchos otros parques berlineses, esta zona de juego, diseño de la empresa Sik Holz, tiene el encanto de que todas las estructuras y juegos están hechos de madera. Solamente el diseño del juego de fortaleza y torres es ya una maravilla, pero la madera permite que se integre perfectamente en el paisaje de grandes árboles de este parque berlinés.

Un montón de atracciones que explorar esperan a los niños: redes, lianas, pasarelas, escalada en roca, una fortaleza con un vertiginoso tobogán de 3 metros de altura, originales columpios donde balancearse … y alrededor, en medio de un bosque de palmeras, girafas, cebras, leones, serpientes y muchos más animales tallados en madera que nos hacen sentir como si estuviéramos en medio de la selva africana.

Fotos de Ihr Spielplatz

También hay un área con una pequeña casita para los más chiquitines, y en una zona cercana hasta mesas de ping pong y una pista de streetball.

A mi me ha encantado el aire aventurero y de pequeño robinson que tiene esta zona de juegos del Bäkepark que descubrí a través de este artículo. Está escrito por un matrimonio al frente de un negocio online de alquiler de casas para vacaciones en varios países europeos. Entre otros consejos que comparten para viajar, tienen publicado este fabuloso recorrido por los parques favoritos que eligieron sus hijos después de visitar Berlín. Si os habéis quedado con ganas de más, no dejéis de echarle un vistazo.

June 23, 2010   1 Comment

Lugares de juego: Belleville Parc, París

Hoy nos vamos otra vez a París para conocer el Belleville Parc, abierto al público en 2008 y que he conocido gracias al estupendo blog Handmade Charlotte. Recomendado para niños a partir de seis años, basta mirar una foto para reconocer que este espacio de 1000m² no tiene nada que ver con las zonas de juego tradicionales. No hay superficies planas, ni el equipamiento estándar de columpios y toboganes, en cambio sus pendientes desafiantes son una invitación al riesgo y al reto.

Y es que esta fue una de las premisas que recibió la agencia de paisajismo BASE cuando se le encomendó este diseño. Su construcción venía a sustituir la vieja área de juegos de Belleville, cerrada en el 2002. En una iniciativa innovadora del ayuntamiento de París, representantes públicos del distrito y de la dirección de parques y jardines de París, vecinos y niños, todos ellos dirigidos por CODEJ (Comité pour le Développement de l’Espace pour le Jeu) se sentaron juntos para reflexionar sobre el uso que se le quería dar al parque y cuáles eran las necesidades y deseos de sus futuros usuarios. El resultado se resumió en tres palabras: riesgo, exploración e investigación.

Por si estos requisitos fueran pocos, la topografía del espacio era retadora, con una pendiente de 30º y un desnivel de 12m. Como premio, unas espectaculares vistas panorámicas de todo París. Integrándose plenamente en su entorno, el diseño del parque es una estructura que parece colgada literalmente de la colina.

No hay líneas horizontales ni verticales en este juego de rampas y pendientes, toboganes, redes y entramados de vigas. Jugando con los diferentes niveles de dificultad que presenta cada espacio, se invita a los niños a explorar sus capacidades físicas y encontrar sus propios límites. En palabras de Clément Villemin, de la agencia BASE, «No hay ninguna trampa, las dificultades son demasiado visibles. Esto enseña a los niños a controlar la toma de riesgos». Y aunque no lo parezca por las fotos, el diseño cumple la normativa de seguridad.

Inspirado en las casas o cabañas que todos hemos construido de pequeños y que podían ser desde un castillo a un barco, esta zona de juegos ha querido huir de formas explícitas, como animales o trenes, que limitaran las posibilidades de uso, dejando un decorado abierto a la imaginación de los niños que pueden convertirlo cada día en algo diferente.

¿Estaríais tranquilos dejando jugar a vuestros niños en este parque?, ¿lo veis quizá demasiado arriesgado?. Para reflexionar sobre el riesgo y los niños, os animo a ver este vídeo de Tim Gill. Autor del libro «No Fear: Growing up in a risk averse society», Tim Gill defiende que intentando proteger a la infancia no exponiéndola a ningún riesgo, no le estamos haciendo realmente ningún favor, sino que estamos restringiendo su juego, limitando su libertad de movimiento y su exploración física y social del mundo.

May 17, 2010   No Comments

Lugares de juego: Bowood House

Bowood House es una finca de campo de la era georgiana (1714−1830) situada en Wiltshire, Inglaterra, residencia hoy en día de Charles Maurice y Fiona, marqueses de Lansdowne. Catalogada como una propiedad de valor histórico por su interés arquitectónico y paisajista, esta joya del siglo XVIII se puede visitar, gracias a la gestión de los actuales marqueses, desde el año 1975.

La primera mansión de la finca se construyó en 1725. Fue su tercer dueño, el primer marqués de Lansdowne (1737−1805), quien contrató los servicios de los hermanos Adam, decoradores de interiores de gran prestigio de la época, llenó sus habitaciones con los mejores cuadros y esculturas y hasta añadió una orangerie, un pequeño zoo con animales salvajes y un mausoleo.

La fama de Bowood House se debe principalmente a sus maravillosos jardines, uno de los mejores diseños del gran paisajista inglés Lancelot «Capability» Brown (¡que diseñó hasta 170!). En sus 8 km², Capability convirtió un estanque en un gran lago de kilómetro y medio de largo y creó una gruta con cascada y cuevas artificiales. Plantó también un arboretum de árboles exóticos y el primer paseo de rododendros.

Sólo por la maravilla de estos jardines merecería la pena visitar Bowood House, pero es que además escondido entre todos esos árboles, hay un parque de aventura que tiene hasta su propio galeón pirata en tamaño real. Diseñado por el actual marqués, todo el parque está construido en madera. El galeón fue diseñado por un constructor de barcos de Cornualles, y está cuidado al detalle con sus aparejos y su cofa de vigía, además de dos trampolines y una tirolina. Entre otras atracciones hay una gran red por la que trepar y varios toboganes y tubos por los que deslizarse, el más famoso el que llaman popularmente de la muerte, con una caída vertical de más de cinco metros y medio, réplica de un diseño victoriano.

Un parque lleno de emociones fuertes y mucha aventura para los niños.

En el 2002 abrieron una nueva zona dedicada a los más pequeños, «The Soft Play Palace», pensada para los que todavía miden menos de 132 cm.

April 19, 2010   No Comments

Lugares de juego: Jardin Lalanne

Hoy viajaremos a París para conocer un jardín que, por desgracia, va a desaparecer en muy poco tiempo. Se trata del Jardin d’Aventure des Halles, también conocido como Jardin Lalanne o Jardín de los Elefantes. Fue diseñado por la escultora Claude Lalanne entre los años 1980 y 1986.

Claude y su marido François-Xavier Lalanne, conocidos popularmente como el matrimonio Lalanne, saltaron a la fama en los años sesenta por sus esculturas basadas en el mundo animal y vegetal, con tintes surrealistas y poéticos. Entre sus piezas más famosas están las ovejas en bronce y lana, los rinocerontes escritorio de François-Xavier y los muebles inspirados en plantas de Claude.

Photo: Studio Bailhache

Cuando Claude Lalanne recibió el encargo de crear un jardín para niños que se saliera de lo común, intentó trasladar el universo fantástico y poético de sus esculturas al diseño del jardín, creando un mundo de aventura, donde la naturaleza forma parte esencial del recorrido.

Pensado para niños de entre 7 y 11 años, en el Jardin Lalanne no se permite la entrada a adultos (hay monitores acompañando a los niños y proponiendo actividades). Tan sólo los sábados por la mañana durante tres horas pueden visitarlo familias, con los más pequeños de la casa incluidos.

El jardín está estructurado como un viaje por seis mundos diferentes, cada uno con su propio aspecto y vegetación, y todos ellos salpicados de atracciones. Hay una selva tropical con su cascada y puente de tablillas de madera sujeto por cuerdas, un volcán, una piscina llena de bolas, una inmensa serpiente que hace de túnel, una isla misteriosa, una cueva oculta tras una cortina de agua, una ciudad prohibida con viejas ruinas, un enigmático mundo geométrico con juegos acústicos,…

Fotos de la Asociación Accomplir

Seis escenarios muy diferentes con los que Claude Lalanne quiso explotar la capacidad de asombro de los niños ante cada descubrimiento inesperado.

En la actualidad varias de las atracciones del Jardin Lalanne están cerradas por motivos de seguridad, aunque desde la plataforma Comité de Soutien et de Promotion du Jardin d’Aventure des Halles aseguran que el jardín pasó con éxito una auditoría de seguridad en el 2005 y sólo son necesarias pequeñas renovaciones. Pero lo cierto es que hoy el volcán, el acceso a la isla misteriosa y la piscina de bolas ya no se pueden visitar.

Esta falta de seguridad es una de las razones que los nuevos planes urbanísticos de remodelación del barrio de Les Halles esgrimen para hacer desaparecer completamente el Jardin d’Aventure. Después de varios años de lucha, defensa por parte de reconocidas figuras como Michel Ocelot -creador de Kirikú-, muchas manifestaciones y apoyo popular su cierre parece inevitable.

Si vais a visitar París, aprovechad la oportunidad de conocer este jardín en sus últimos días. Y si queréis saber un poco más del matrimonio Lalanne, daros después una vuelta por la exposición dedicada a su obra que se puede ver en el Museo de Artes Decorativas de París hasta el 4 de Julio.

April 7, 2010   2 Comments

Lugares de juego: Takino Suzuran Hillside National Park

Japón es uno de esos países que sueño, desde hace mucho, con visitar algún día. Hoy ya tengo una razón más para hacerlo, conocer un parque con un valle muy especial para los niños.

Takino Suzuran Hillside National Park se encuentra a una hora en coche del centro de Sapporo, la principal ciudad del norte de Japón. En este gran parque hay rincones para todas las edades e intereses: se puede esquiar en invierno, hacer excursiones por la montaña, preparar una barbacoa, pasear por un jardín botánico con una gran variedad de plantas y árboles, disfrutar de sus saltos de agua, acampar… pero lo que llamo mi atención es su zona de juego para niños, «The Children’s Valley».

El Valle de los Niños nació con el objetivo de introducir al niño urbano en el espacio natural, ofreciéndole un espacio donde poder jugar libremente. Sus creadores, la firma de arquitectura paisajista Takano Landscape Planning, pensaron en un niño que no ha jugado nunca en un bosque y diseñaron un espacio que le llevara de la mano, adentrándole poco a poco en el contacto con la naturaleza. Buscaban despertar en él un sentimiento de aventura y creatividad y abrir todos sus sentidos antes de entrar en el bosque que rodea al parque.

El diseño tiene como tema central los refugios o nidos de varios animales en la naturaleza. Hay una torre que alberga colmenas de hormigas, túneles hormiguero, nidos de pájaros, huevos blancos y esponjosos sobre los que saltar y una espectacular cúpula subterránea decorada con una red multicolor.

El parque se adentra de forma orgánica dentro de la tierra, como si fuera un animal más, haciéndonos pasar por túneles a modo de tobogán que se abren hacia la luz y salas medioenterradas iluminadas por los rayos del sol que se cuelan por orificios excavados en la tierra. Espacios que invitan a los niños a sentirse como pequeños animales o seres mágicos que podrían habitar en ellos.

Los contrastes de luz, temperatura y sonido ofrecen una gran experiencia sensorial.

Dentro de la gran cúpula de hormigón «Rainbow Net», semienterrada en la tierra y cubierta de cesped, nos espera una gran red de ganchillo, tejida en nylon teñido con los colores del arco iris. Los niños pueden trepar por ella, columpiarse, jugar en los asientos del mismo material que hay debajo… y entrar en contacto con una instalación artística. Esta maravilla es obra de la artista textil Toshiko MacAdam, en colaboración con TIS & Partners y Takano Landscape Planning (TLP) . Las fotos hablan por sí solas:

Todas las fotos de Takano Landscape Planning.

March 19, 2010   4 Comments