las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

De cine documental

Hay películas que te demuestran la grandiosidad del mundo en el que vivimos y te dejan atrapadas por la belleza de sus imágenes. Y es una gozada compartirlas con los niños y poder quedarnos todos con la boca abierta a la vez. Los últimos dos fines de semana hemos disfrutado en el sofá de casa de dos de estas películas. La primera nos acerca al increíble mundo de los insectos y la segunda nos lleva viajando hasta la Antártida para seguir la marcha de los pingüinos emperador.

Claude Nuridsany y Marie Pérennou son los directores de Microcosmos, un documental francés de 1996. Una película impresionante con un trabajo de años y años detrás. Nada menos que quince de investigación, dos de desarrollo de todo el equipo técnico que usaron para la grabación – es imposible no preguntarse una y otra vez cómo han sido capaces de capturar con esa nitidez y detalle cada escena- y terminando con sus tres años de rodaje.

microcosmos

Si a mis hijos les dices que les va poner un documental sobre insectos, es muy probable que no se muestren muy animados o incluso protesten y te pidan otra cosa, pero Microcosmos les enganchó desde el primer minuto. Nos tuvo a toda la familia hipnotizada, totalmente embobados con el vuelo de los insectos, la pasión de los caracoles, el esfuerzo del escarabajo, la destreza de la araña, cada pelo de la oruga, los estragos que causa cada gota de lluvia durante la tormenta…

microcosmos---le-peuple-de-l-herbe_255712_27701

0000217666

Ya en verano habíamos visto una película más reciente de los mismos directores “La cle des champs” (“El secreto de los campos”) que nos había parecido también fascinante. Centrada principalmente también en el mundo de los insectos, “La cle des champs” tiene el aliciente de descubrir el mundo increíble que se esconde en un estanque en medio del campo a través de la mirada, llena de asombro e imaginación, de dos niños. Recuerdo que a Lola le fascinó la niña y su juego con las amapolas. Cada fotograma es de una belleza apabullante.

la-cle-des-champs (2)

la-cle-des-champs (3)

la-cle-des-champs (4)

la-cle-des-champs

En ambas películas es una delicia cómo la música acompaña las imágenes y ese ir y venir, a veces auténtico baile, de los insectos.

De “El viaje del emperador” de Luc Jacquet (2005) recuerdo su estreno en los cines pero aunque tengo debilidad por los pingüinos me quedé sin verla en su día. Narra la marcha que todos los años emprenden los pingüinos emperador para aparearse y tener a sus crías en uno de los parajes más duros e inhospitos del planeta. Lola se la contaba el otro día a mi tía y le decía es ES-PEC-TA-CU-LAR, así, con mayúsculas y pausas entre sílaba y sílaba. Lo cierto es que no hay palabras para describir el esfuerzo, la dureza y la batalla que cada año emprenden estos pingüinos para poder perpetuar la especie.

pinguinos 4

pinguinos 3

Si tus pequeños son muy sensibles hay imágenes difíciles y duras. Yo sufrí un poco por Leo que con voz triste preguntaba por cada pingüino que no conseguía sobrevivir en medio del frio. Lola con sus seis años lo llevó mejor y todos nos enternecimos con el amor y la dulzura de estos animales y esos pingüinos crías que son tan bellos y tiernos. Mi hija anunció que querría tener uno en el congelador, supongo que para que no echara de menos el frio:-)

pinguinos 2

¿Conocéis algún otro documental bonito bonito que añadir a la lista? Tenemos apuntados ya “Océanos” y “Nómadas del viento”.

March 16, 2015   3 Comments

Minuscule

Este verano celebramos en nuestra terraza un cine de verano con una programación de cortos pensada especialmente para los peques. Hubo picoteo, muchas risas y una excitación loca. Nuestra selección gustó tanto que la voy a ir compartiendo poco a poco con vosotros. Fue una mezcla de nuestros favoritos, esos que hemos visto mil veces, compuesta por algún episodio muestra de serie y por cortos independientes. Os animo a que en comentarios me contéis lo que veis en vuestra casa, que seguro me vendrá fenomenal para preparar la programación… ¡del cine de otoño!

968full-minuscule-photo

Hoy empiezo por Minuscule. Esta delicia de serie francesa la conocimos gracias a nuestro amigo Armando. Visualmente maravillosa, integra animales, principalmente insectos, creados por animación 3D en escenarios naturales reales, mostrando a ras del suelo la vida de los insectos pero con mucho sentido del humor.  Sus creadores son Thomas Szabo y Hélène Giraud y está producida por Phillipe Delarue. Dicen de esta serie que es un cruce entre el documental francés Microcosmos o uno del National Geographic y el mundo loco de Tex Avery para la Warner Bross.  Una mezcla que no está nada mal.

Cada episodio dura unos seis minutos y tiene un arco de historia independiente. No hay palabras, sólo el sonido del campo entre trinos, gorjeos, zumbidos y el canto de los grillos. Es bonita, divertida y muy cómica.

A modo de muestra os dejo con uno de mis episodios favoritos, la mariquita burlona y veloz.

Hay dos temporadas, todas disponibles en YouTube. Y ante el éxito de la serie, este año se estrenó la película “Minuscule: La Vallée des  Fourmis Perdues“, que no hemos visto, pero tiene una pinta estupenda.

October 1, 2014   5 Comments

El globo rojo

Y segui­mos con los glo­bos, hoy para hablar de cine.

“El globo rojo” (Le Ballon Rouge) es una pelí­cula de ape­nas 34 minu­tos obra del direc­tor Albert Lamo­risse. Se rodó en el año 1956 y tuvo muy buena acep­ta­ción, reci­biendo pre­mios impor­tan­tes como el Oscar al mejor guión ori­gi­nal y La Palma de Oro al mejor cor­to­me­traje en el Fes­ti­val de Cannes.

La hemos visto en casa hace hace una semana y nos encantó. Lola, que no estaba nada con­ven­cida de que­rer verla y con la que pac­ta­mos que si no le gus­taba la cam­bia­ría­mos por otra, acabó diciendo que era “super­chuli”. Y a mi me fas­cinó su sen­ci­llez y belleza visual.

Le ballon rouge 4

El globo rojo nos invita a reco­rrer las calles de París de la mano de un niño y un globo rojo muy espe­cial. Un París gris, que ya se antoja nos­tál­gico y anti­guo, donde los niños se pasean libre­mente por sus calles, y con­tra el que con­trasta viva­mente el colo­rido del globo.

Le ballon rouge 3

No hay ape­nas diá­logo, sólo unas pocas fra­ses, no es nece­sa­rio más para seguir la his­to­ria. Pas­cal, el niño pro­ta­go­nista, de camino al cole­gio res­cata un gran globo rojo de helio enre­de­dado en una farola y se lo lleva con él. Pronto des­cu­bri­re­mos que el globo tiene vida pro­pia y no se escapa volando al sol­tarlo, sino que decide dónde ir y qué quiere hacer. A par­tir de ahí, ya no sabe­mos quién lleva a quién, son dos ami­gos que van jun­tos, se per­si­guen, se espe­ran y jue­gan. La gente los mira con curio­si­dad y extra­ñeza, y una banda de niños tra­vie­sos quie­ren robarle a Pas­cal su globo.

Le-ballon-rouge

Hay ten­sión y drama, y un final que no quiero des­ve­lar, pero que tiene mucho de sueño, de emo­ción y de una ima­gen pre­ciosa que se queda contigo.
Cer­cana a la infan­cia, esta peli habla al niño que todos tene­mos den­tro, es tierna y jugue­tona, muy bonita.

Como curio­si­dad, ese niño que reco­rre París es Pas­cal Lamo­risse, hijo del direc­tor. Y su her­mana, Sabine, es la niña con un glo­blo azul con la que Pascal se cruza en una de las esce­nas más boni­tas de la pelí­cula.

Y si alguien se queda con ganas de más puede ser intere­sante ver “Le voyage du ballon rouge”, una pelí­cula del 2007 ins­pi­rada en este globo rojo, diri­gida por Hou Hsiao-Hsien y pro­ta­go­ni­zada por Juliette Bino­che.

July 18, 2014   2 Comments