las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Pintando hojas

Cada dia volvemos a casa con un puñado de hojas caídas de los árboles. Amarillas, marrones y las más preciadas por Lola y también mis favoritas, ¡rojas! Aunque alguna vez se nos olvida, las solemos prensar entre papel de periódico. Lola disfruta colocándolas, y más aún, sacándolas al cabo de un par de días, más no somos capaces de esperar. Pero luego no quiere hacer nada con ellas y la verdad es que ya no se dónde ponerlas.

Las últimas semanas le he ofrecido varias propuestas para usarlas y este lunes por fin aceptó. La idea la sacamos de TinkerLab aunque como yo sólo recordaba la idea de jugar con las impresiones negativas de las hojas, la cambiamos un poco. Rachelle proponía pulverizar pintura con sprays sobre las hojas y levantarlas después, descubriendo sus figuras, y nosotros cambiamos los sprays por témpera extendida con rodillos y espátulas de espuma.

Para poder pegar y despegar las hojas sin problema, se me ocurrió usar un pegamento en spray reposicionable. Sin embargo, no funcionó demasiado bien y muchas hojas no pegaban bien o se despegaban al pintar sobre ellas. Seguro que no ayudó el hecho de que las hojas no estuvieran demasiada planas y el ímpetu con el que Lola pasaba el rodillo sobre ellas. Algunas hojas las volví a sujetar con esa masilla que venden para pegar posters en las paredes, pero tampoco fue demasiada buena solución.

No importó que el pegamento no fuera muy buena idea, Lola se concentró muchísimo en la actividad y disfrutó de lo lindo. En seguida descubrió la figura que se dibujaba al levantar una hoja pero en lo que de verdad se deleitó fue en decorar las hojas. Así que al final, más que las impresiones negativas sobre el papel, que también quedaron bonitas, lo que más nos gustan son las maravillosas hojas estampadas en rojo, verde, amarillo, marrón y dorado.

Por supuesto, ya están colgadas en una guirnalda.

2 comments

1 Anina { 11.28.11 at 3:55 pm }

Hojas rojas! Yo las guardo como oro en paño. En la puerta de la casa de mi padre hay un árbol que de su tronco salen unas hojas preciosas que en verano empiezan de color rosa y terminan volviendose rojas. Cada año guardo entre algún libro un par de ellas y anoche al leer «un secreto en el bosque» cayeron estas hojas ¡MAGIA! Grité, no recordaba haberlas guardados alli y los ojos de mi pequeñaja se convierteron en el 2 de oros O_O me maravilló ver esa expresión de alucine.

La semana pasada hicimos esta actividad, nosotras lo pegamos con la masilla que mencionas y no nos fue mal pero en vez de rodillos utilizamos pinceles, me encantan como quedan los colores al secar sobre las hojas, también hicimos guirnaldas y una corona de reina del otoño.

¡Que viva el otoño!

2 Lola { 11.29.11 at 10:44 pm }

Anina, me ha encantado el descubrimiento de las hojas rojas y como lo cuentas, me imagino esos ojazos dos de oros preciosos!
¡Qué viva el otoño y un beso!

Leave a Comment