las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Parque del Aviocar

Getafe es una ciudad situada al sur de la Comunidad de Madrid. Es conocida como la cuna de la aviación española porque su base aérea militar es una de las más antiguas de España. Fue donde Juan de la Cierva voló su primer autogiro. En el 1911, allí terminó una de las pruebas aéreas de mayor distancia celebrada en los primeros años de la aviación, el Raid París-Madrid. El parque infantil que hoy os presento rinde homenaje a este hecho, inaugurándose cien años después de que el piloto Vedrines aterrizara en Getafe ante el rey Alfonso XIII.

Se encuentra en la avenida Salvador Allende, en el barrio de El Bercial. Lo que habíamos leído prometía: un parque que había obtenido el premio Columpio de Oro de Expoalcaldía 2012 con una reproducción a escala real de un avión, el Aviocar C212. Un avión que se fabrica íntegramente en las instalaciones de CASA, en Getafe, desde el año 1971.

La primera impresión al llegar me decepcionó un poco, me había imaginado un avión de verdad y no un parque con forma de avión. Pero enseguida empezamos a descubrir que en los 731m2 de parque había muchas cosas que descubrir y que el avión escondía muchas sorpresas.

El avión tiene muchas entradas, la principal una gran rampa accesible para sillas de ruedas. Tiene, como no podía faltar, la cabina con los puestos del piloto y copiloto. En lugar de filas de asientos para los pasajeros, el interior está dividido por unos paneles donde hay juegos de ingenio: laberintos, puzzles,… Lola disfrutó muchísimo de una rueda laberinto de canicas y Leo aprovechó la división y los paneles para jugar al escondite y correr como un loco de aquí para allá.

Hay toboganes, columpios para bebés, un gran columpio hamaca, tirolina, camas elásticas, atracciones para los mas pequeños, superficies para trepar, puente de cuerdas…

Lola y Leo se lo pasaron pipa recorriéndolo entero. A Lola le entusiasmaron las camas elásticas.

Nos encantaron las lomas irregulares que, como si fueran nubes desperdigadas por el azul del cielo, invitan a moverse, escalar, dejarse caer, rodar, subir corriendo,… Las hay más altas para los niños más grandes y otras del tamaño de Leo.

El parque está adaptado para niños con discapacidades y cuenta también con paneles didácticos sobre la historia de la aviación en Getafe y el sistema Braille.

Una visita totalmente recomendable para los que vivimos en Madrid.

2 comments

1 yo misma { 12.14.12 at 9:19 am }

Me parece un sitio super chulo para los peques.
¡Gracias por la información!

2 La princesa guisante { 12.17.12 at 12:41 pm }

alaaaaaaaaaaaaaaaaaa es chuliiiiiiisimo! :O

Leave a Comment