las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Otoño

Se hizo un poco de rogar, pero con el frío y la lluvia llegó de verdad el otoño. En casa también se nos han colado sus colores.

Estos días hemos recogido hojas, bellotas y castañas y yo he estado jugando con lana y fieltro para decorar nuestra mesa otoñal. Un pedacito de naturaleza en medio del salón que nos recuerda el tiempo en el que estamos… y que también sirve para jugar.

Tenemos una mini calabaza afieltrada, que aprendí en este sencillo tutorial de Mommy Chick.

Cuando saque un ratito, haré una más grande, por petición de Lola.

Está acompañada por una simpática ardilla y dos muñequitas flor, una viola y una linterna china o abutilón. Estas pequeñas delicias son el resultado de unos kits que compré en De Witte Engel, una tienda holandesa, paraíso de las manualidades, que prepara unos kits preciosos. Una pena que los gastos de envío sean una locura.

No me he podido resistir a las bellotas de colores que se ven por todo Internet. Basta con pegar una bola de lana afieltrada en el capuchón de la bellota. Me gustan para adornar un rincón, para decorar un regalo, para hacer unos originales servilleteros y me encanta la idea de hacer un collar que he visto en Rhythm of the Home. Lola me ayudó un poquito a afieltrar las bolas y quiere que hagamos más, ¿cómo no se me habrá ocurrido hacer una rosa?.

Aunque no me gusta mucho pintar sobre formas recortadas, esta vez no me resistí a jugar con estas plantillas de hojas. Impresas en cartulinas, Lola pintó unas con témpera y purpurina y otras con acuarelas humedeciendo antes el papel. Con un poco de lana preparamos unas guirnaldas.

Y mientras llueve, Lola canturrea:

En otoño en el jardín, caen las gotas al fin,
hojas rojas y amarillas
cubren la tierra dormida,
el viento las sopla y juega con ellas,
es la danza suave de otoño que llega.

2 comments

1 Anina { 11.08.11 at 10:20 pm }

Como me gusta vuestro rinconcito del otoño ¡Que cosas mas bonitas haceis!

El otro dia hablaba con una amiga… me comentaba lo que le deprimia el otoño, los dias mas cortos, grises, el frio… en fin que la entristecia. Y yo no podia parar de pensar en cuanto me gusta esta estación, sus colores, sentir el crujir de las hojas bajo mis pies, el aroma que desprende la tierra mojada y el musgo que recubre los árboles., y además desde que tengo a mi pequeña he aprendido a disfrutarlo mucho más… me gusta cuando nos plantamos nuestras botas de agua y saltamos sobre los charcos, cuando caminamos por la calle abrazaditas juntando cara con cara, diciendo brrrrrrr!!! ¡¡¡Que friiiiiio!!, recostarnos sobre una buena cama mullida de hojas, correr juntas mientras hacemos volar las hojas con nuestros pies, coger un buen puñado y tirarlo al aire! las tardes de sofá y manta en familia… Si es que solo puede decir… ¡Me encanta el otoño!

2 Lola { 11.11.11 at 12:16 am }

Qué lista de cosas otoñales más maravillosa, a mi también me encantan! Pero también admito, que justo después del cambio de hora, los primeros días se me hacen un poco cuesta arriba, hasta que empiezo a asumir que los días son más cortos y también es tiempo de recluirse y disfrutar de estar en casa.

Leave a Comment