las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Otoño

Se hizo un poco de rogar, pero con el frío y la llu­via llegó de ver­dad el otoño. En casa tam­bién se nos han colado sus colores.

Estos días hemos reco­gido hojas, bello­tas y cas­ta­ñas y yo he estado jugando con lana y fiel­tro para deco­rar nues­tra mesa oto­ñal. Un peda­cito de natu­ra­leza en medio del salón que nos recuerda el tiempo en el que esta­mos… y que tam­bién sirve para jugar.

Tene­mos una mini cala­baza afiel­trada, que aprendí en este sen­ci­llo tuto­rial de Mommy Chick.

Cuando saque un ratito, haré una más grande, por peti­ción de Lola.

Está acom­pa­ñada por una sim­pá­tica ardi­lla y dos muñe­qui­tas flor, una viola y una lin­terna china o abu­ti­lón. Estas peque­ñas deli­cias son el resul­tado de unos kits que com­pré en De Witte Engel, una tienda holan­desa, paraíso de las manua­li­da­des, que pre­para unos kits pre­cio­sos. Una pena que los gas­tos de envío sean una locura.

No me he podido resis­tir a las bello­tas de colo­res que se ven por todo Inter­net. Basta con pegar una bola de lana afiel­trada en el capu­chón de la bellota. Me gus­tan para ador­nar un rin­cón, para deco­rar un regalo, para hacer unos ori­gi­na­les ser­vi­lle­te­ros y me encanta la idea de hacer un collar que he visto en Rhythm of the Home. Lola me ayudó un poquito a afiel­trar las bolas y quiere que haga­mos más, ¿cómo no se me habrá ocu­rrido hacer una rosa?.

Aun­que no me gusta mucho pin­tar sobre for­mas recor­ta­das, esta vez no me resistí a jugar con estas plan­ti­llas de hojas. Impre­sas en car­tu­li­nas, Lola pintó unas con tém­pera y pur­pu­rina y otras con acua­re­las hume­de­ciendo antes el papel. Con un poco de lana pre­pa­ra­mos unas guirnaldas.

Y mien­tras llueve, Lola canturrea:

En otoño en el jar­dín, caen las gotas al fin,
hojas rojas y ama­ri­llas
cubren la tie­rra dor­mida,
el viento las sopla y juega con ellas,
es la danza suave de otoño que llega.

2 comments

1 Anina { 11.08.11 at 10:20 pm }

Como me gusta vues­tro rin­con­cito del otoño ¡Que cosas mas boni­tas haceis!

El otro dia hablaba con una amiga… me comen­taba lo que le depri­mia el otoño, los dias mas cor­tos, gri­ses, el frio.… en fin que la entris­te­cia. Y yo no podia parar de pen­sar en cuanto me gusta esta esta­ción, sus colo­res, sen­tir el cru­jir de las hojas bajo mis pies, el aroma que des­prende la tie­rra mojada y el musgo que recu­bre los árbo­les., y ade­más desde que tengo a mi pequeña he apren­dido a dis­fru­tarlo mucho más… me gusta cuando nos plan­ta­mos nues­tras botas de agua y sal­ta­mos sobre los char­cos, cuando cami­na­mos por la calle abra­za­di­tas jun­tando cara con cara, diciendo brrrrrrr!!!! ¡¡¡Que friiiiiio!!, recos­tar­nos sobre una buena cama mullida de hojas, correr jun­tas mien­tras hace­mos volar las hojas con nues­tros pies, coger un buen puñado y tirarlo al aire!! las tar­des de sofá y manta en fami­lia… Si es que solo puede decir.… ¡Me encanta el otoño!

2 Lola { 11.11.11 at 12:16 am }

Qué lista de cosas oto­ña­les más mara­vi­llosa, a mi tam­bién me encan­tan!! Pero tam­bién admito, que justo des­pués del cam­bio de hora, los pri­me­ros días se me hacen un poco cuesta arriba, hasta que empiezo a asu­mir que los días son más cor­tos y tam­bién es tiempo de recluirse y dis­fru­tar de estar en casa.

Leave a Comment