las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Leo y Lola

Es emo­cio­nante ver la rela­ción que se está creando entre estos dos peque­ña­jos. Cada día me rega­lan momen­tos entra­ña­bles, tier­nos y diver­ti­dos. Como cuando una mañana cual­quiera jue­gan a darse besos inter­mi­na­ble­mente, cuando corren jun­tos gri­tando por el pasi­llo, cuando Lola imita todos los gri­tos y cosas que hace Leo par­tida de la risa y jue­gan cóm­pli­ces y locue­los por toda la casa. Ahora que Leo ya sabe decir no con la boca y sí toda­vía con la cabeza, a Lola le chi­fla pre­gun­tarle cosas, muchas veces toda pillina para con­se­guir alguien más en su bando: Leo, ¿a que nos vamos a tomar una galleta?, Leo, ¿a que no te quie­res bañar?, Leo, ¿a que toda­vía no nos que­re­mos ir?, así todo el día.

Lola espera impa­ciente que Leo se des­pierte de la siesta para tener un com­pa­ñero de jue­gos. Le ríe las gra­cias y le anima a hacer tras­ta­das. Pin­tan jun­tos, corre­tean jun­tos, se ríen, se entien­den, hasta algún día han que­rido cenar y desa­yu­nar sen­ta­dos en la misma trona.

Claro, no todo es color de rosa. Todos los días tam­bién se pelean. Lola le quita a Leo todo lo que tiene una y otra vez, Lola se enfada por­que Leo ha pin­tado en su papel o ha des­truido la tienda que cui­da­do­sa­mente había mon­tado, Leo tira del pelo a Lola por­que quiere pasar por el pasi­llo y no com­prende que su her­mana le pide un ticket, los dos quie­ren leer el mismo libro o quie­ren dis­tin­tos pero que mamá se los lea pri­mero… peque­ñas ton­te­rías acom­pa­ña­das de muchos lloros.

Pero si no fuera así, si no fuera por­que hay ratos mejo­res y otros peo­res, supongo que no apre­cia­ría­mos tanto todos esos bue­nos momen­tos feli­ces y armo­nio­sos cre­ciendo juntos.

5 comments

1 7x4 { 11.20.12 at 12:21 am }

Que razón tie­nes …
Con mis peques la gente me pre­gun­taba que desde cuando comen­za­ron a jugar jun­tos, a verse como pareja de jue­gos, hasta casi los dos años nada, no inter­ac­tua­ban, se “encon­tra­ban”, pero no era esta rela­ción que tu cuen­tas.
Las risas en su cuarto se oyen con­ti­nua­mente, ellos par­lo­tean­dose cosas, dicien­dose el uno al otro las reta­jila de fra­ses que yo les digo segun en que momento … en fin, momen­tos mági­cos como bien dices. Y si peleas y llo­ros tam­bién hay pero míni­mos com­pa­ra­dos con los bue­nos.
Salu­dos y sigue dis­fru­tando de ellos.

2 Una princesa guisante { 11.20.12 at 12:55 pm }

Son pre­cio­sos y sim­pa­ti­qui­si­mos!!! Enho­ra­buena ;)

3 Marta { 11.20.12 at 1:42 pm }

Están para comér­se­los. ¡Qué ganas tengo de verlos…!

4 Ana { 11.21.12 at 10:58 pm }

Da gusto leerte!!! Eres grande amiga!!! Tengo más ganas toda­vía de que venga un/a hermanita/o para Zoe

5 Inma { 11.27.12 at 11:29 am }

QUé momen­tos tan bonitos!!!

Leave a Comment