las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Posts from — May 2011

Bienvenido Leo

Ha pasado más de un mes desde mi último post, cuatro semanas durante las que hemos vivido muchos cambios… y qué mejor forma de volver a asomarme por aquí que anunciando la llegada del pequeño Leo a nuestras vidas. Un bebé precioso, gordito y tierno, que me tiene totalmente embelesada.

Foto de FotoNetering

Entre medias pasaron las últimas semanas de embarazo llenas de nervios y cansancio, el nacimiento maravilloso del pequeño Leo, los diez días largos que pasó ingresado en neonatología por una infección y por fin, su llegada a casa y el comienzo de la vida en familia siendo uno más.

Leo vino al mundo de madrugada en un parto rápido, soñado y maravilloso. Con él pude lograr todo lo que sentí que me habían robado con su hermana: vivir y sentir su llegada plenamente hasta el final, sintiéndome arropada, respetada, segura y tranquila en un ambiente íntimo, sentir su calor piel con piel nada más nacer, tenerlo al pecho en unos minutos, pasar toda la noche despierta a su lado incapaz de dormir… Todos mis temores de si sería capaz de quererle como a su hermana se disiparon en el momento que lo tuve en brazos, tan dulce y tan bello.

El mal trago vino después, cuando al día siguiente por la tarde tuvo que ingresar en neonatología y acabaron detectándole una infección que necesitaba tratamiento con antibiótico. Lola ya estuvo ingresada diez días al nacer y pasar de nuevo por los mismos nervios y la separación después de que todo hubiera ido tan bien se me hizo muy cuesta arriba, ¡si yo sólo quería tenerle en brazos a todas horas!. Hoy damos gracias porque esos días parecen ya lejanos, lo malo se olvida rápido, Leo está estupendo y lleva ya algo más de una semana en casa, disfrutando de su barra libre de tetita y del amor de sus papás.

Lola se va ajustando como puede a la nueva situación. Los días que pasó Leo en el hospital en los que yo desaparecía todo el día para estar con él y darle el pecho no ayudaron a normalizar la situación. Ahora, desde que estamos todos en casa tiene ratos contenta en los que juega feliz, le pone juguetes en la cuna a su hermano, le hace dibujos, se ríe tocándole los pies y las manitas, se sube a una banqueta para ver cómo le cambiamos el pañal… pero otros, está quejicosa, nos anuncia toda seria y linda que está triste y enfadada, y los más, no deja que me separe ni un segundo y se agarra a mi pierna como si fuera un salvavidas.

Yo me siento inmensamente feliz de sentir de nuevo la ternura y el calor de un bebé en los brazos y de empezar un nuevo camino creciendo todos juntos. Quiero continuar con el blog, compartiendo momentos, actividades y descubrimientos, pero necesito coger el ritmo de la nueva rutina y encontrar un rato tranquilo en el que no caiga rendida de sueño o tenga que atender a una Lola con ganas de jugar y por ahora no lo logro… Así que perdonar si tardo en publicar o en responder vuestros comentarios como me ha pasado en estas últimas semanas…estoy segura que poco a poco todo irá encontrando su lugar.

May 6, 2011   23 Comments