las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Tutús

Aun­que no me gus­tan los lazos y enca­jes para ves­tir a las niñas, y huyo un poco de los aires de prin­cesa, me encan­tan los tutús. Será que me recuer­dan a las bai­la­ri­nas y que adoro su volu­men, su movi­miento y las ganas que dan de dar más y más vueltas.

Hoy en día es fácil encon­trar ver­sio­nes sen­ci­llas entre la ropa de mar­cas cono­ci­das y ase­qui­bles como H&M o Vert­bau­det (noso­tros tene­mos uno muy pare­cido a éste com­prado el año pasado, es según Lola su falda de bai­lar), son fal­das con gasas y tules, a modo de enagua. Pero hay muchas fir­mas de moda espe­cia­li­za­das en esta prenda, que jugando con la cali­dad y lige­reza de las telas emplea­das, los metros y metros de mate­rial y unos dise­ños moder­nos, ofre­cen unas pie­zas muy espe­cia­les y total­mente mági­cas para las niñas.

Mis pet­tis­kirts favo­ri­tos, como los lla­man en inglés, son sin duda los de la firma aus­tra­liana Gypsy Tutu. Aun­que hay una línea en tonos rosas que estoy segura sería la favo­rita de Lola, a mi me chi­flan las com­bi­na­cio­nes más arries­ga­das y moder­nas de sus lineas sop­his­ti­ca­tes y wild brights. Mis favo­ri­tos el aire fla­menco del rojo con borde en negro, el pun­ti­llo rockero del negro con borde en rosa y el arcoi­ris de pink rain­bow. La mara­vi­llosa foto­gra­fía de Sarah Black creo que refleja a la per­fec­ción el sueño de lle­var estos tutus… ¡yo que­rría uno de mi talla!.

Son per­fec­tos para el baúl de dis­fra­ces y tan boni­tos que es obli­ga­to­rio sacar­los a la calle. Tie­nen 2 capas de chi­fón y 3 de volan­tes, y cin­tu­ri­lla elás­tica ajus­ta­ble. En total, 7 metros de chi­fón y otros 35 metros para el frun­cido que pro­me­ten un vuelo espec­ta­cu­lar. Las niñas no podrán para de bai­lar y dar vueltas.

Otra alter­na­tiva dife­rente, con un aire más sútil y deli­cado, son las crea­cio­nes de la tam­bién aus­tra­liana Tutú du Monde. De colo­res pas­tel, estos tutús, la mayo­ría con mai­llot incor­po­rado, son román­ti­cos y feme­ni­nos, recuer­dan más a las bai­la­ri­nas de clá­sico y tie­nen un aire vin­tage encan­ta­dor. Están hechos y teñi­dos a mano, con deta­lles de plu­mas, len­te­jue­las y cuen­tas, para dar vida a los sue­ños de prin­ce­sas, hadas o bailarinas.

Es una pena que los pre­cios sean en ambos casos bas­tante ele­va­dos, aun­que son dise­ños muy espe­cia­les, con muchos metros de tela y los talla­jes van de dos en dos años alar­gando su uso, que espe­cial­mente en el caso de Gypsy Tutu, seguro que se puede exten­der algo más gra­cias a sus cin­tu­ri­llas ajustables.

Si el bol­si­llo no acom­paña, con un poco de maña y mucha pacien­cia, por Inter­net se encuen­tran tuto­ria­les para coser unos tutús muy vis­to­sos: empe­zando por la inigua­la­ble Martha Ste­wart, con vídeo incluído, la adap­ta­ción de este tuto­rial de Make It and Love It, la ver­sión de Made By Bronwyn o la alter­na­tiva mucho más sen­ci­lla de Mam­ma­li­cious Finds.

March 2, 2011   5 Comments