las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Tutús

Aunque no me gustan los lazos y encajes para vestir a las niñas, y huyo un poco de los aires de princesa, me encantan los tutús. Será que me recuerdan a las bailarinas y que adoro su volumen, su movimiento y las ganas que dan de dar más y más vueltas.

Hoy en día es fácil encontrar versiones sencillas entre la ropa de marcas conocidas y asequibles como H&M o Vertbaudet (nosotros tenemos uno muy parecido a éste comprado el año pasado, es según Lola su falda de bailar), son faldas con gasas y tules, a modo de enagua. Pero hay muchas firmas de moda especializadas en esta prenda, que jugando con la calidad y ligereza de las telas empleadas, los metros y metros de material y unos diseños modernos, ofrecen unas piezas muy especiales y totalmente mágicas para las niñas.

Mis pettiskirts favoritos, como los llaman en inglés, son sin duda los de la firma australiana Gypsy Tutu. Aunque hay una línea en tonos rosas que estoy segura sería la favorita de Lola, a mi me chiflan las combinaciones más arriesgadas y modernas de sus lineas sophisticates y wild brights. Mis favoritos el aire flamenco del rojo con borde en negro, el puntillo rockero del negro con borde en rosa y el arcoiris de pink rainbow. La maravillosa fotografía de Sarah Black creo que refleja a la perfección el sueño de llevar estos tutus… ¡yo querría uno de mi talla!

Son perfectos para el baúl de disfraces y tan bonitos que es obligatorio sacarlos a la calle. Tienen 2 capas de chifón y 3 de volantes, y cinturilla elástica ajustable. En total, 7 metros de chifón y otros 35 metros para el fruncido que prometen un vuelo espectacular. Las niñas no podrán para de bailar y dar vueltas.

Otra alternativa diferente, con un aire más sútil y delicado, son las creaciones de la también australiana Tutú du Monde. De colores pastel, estos tutús, la mayoría con maillot incorporado, son románticos y femeninos, recuerdan más a las bailarinas de clásico y tienen un aire vintage encantador. Están hechos y teñidos a mano, con detalles de plumas, lentejuelas y cuentas, para dar vida a los sueños de princesas, hadas o bailarinas.

Es una pena que los precios sean en ambos casos bastante elevados, aunque son diseños muy especiales, con muchos metros de tela y los tallajes van de dos en dos años alargando su uso, que especialmente en el caso de Gypsy Tutu, seguro que se puede extender algo más gracias a sus cinturillas ajustables.

Si el bolsillo no acompaña, con un poco de maña y mucha paciencia, por Internet se encuentran tutoriales para coser unos tutús muy vistosos: empezando por la inigualable Martha Stewart, con vídeo incluído, la adaptación de este tutorial de Make It and Love It, la versión de Made By Bronwyn o la alternativa mucho más sencilla de Mammalicious Finds.

March 2, 2011   5 Comments