las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Posts from — February 2011

Luna lunera

Divisar la luna al caer la tarde, cambiante cada día o mirarla brillar con fuerza en una noche clara tiene algo mágico que nos encandila a todos. Desde muy pequeñitos, a los niños les encanta señalar su imagen en el cielo, y no hay casi nana por la que no se asome su figura blanca. Así que hoy, traigo nuestra recopilación favorita de canciones y cuentos con la luna como protagonista.

Empezando por los libros, dos muy conocidos y que hemos leído una y otra vez. El primero, «Papá, por favor, consígueme la luna», fue uno de los últimos cuentos que hemos sacado de la biblioteca. Un libro de Eric Carle, publicado por Kókinos, con esas ilustraciones tan características de este autor a base de recortes de papel pintados, llenos de color. Una historia sencilla que nos habla de una niña que quiere alcanzar la luna y un papá que hace realidad su sueño. A Lola le encantaban sus desplegables, ingeniosos y originales, que se abren en distintas direcciones para mostrarnos a ese papá que busca una escalera larga larga para subir a la cima de la montaña más alta y llegar a la luna, y por supuesto la luna llena gigante que se abre como una flor. Y casi sin darnos cuenta, el cuento nos habla de las fases de la luna, mostrándonos una luna grande que se va haciendo pequeña hasta desaparecer y volver a aparecer de nuevo grande y redonda en el cielo.

Y si Eric Carle nos consigue la luna para jugar, Michael Grejniec nos cuenta la historia de un montón de animales intrigados por saber «A qué sabe la luna». Por sus páginas van desfilando uno a uno varios animales, que deciden ayudarse unos a otros para conseguir darle un bocado a la luna redonda y averiguar a qué sabe. Estoy segura que la de Lola sabe a turrón, miel y chocolate.

Y aunque ya no tiene tanto éxito como antes, «Buenas noches luna» nos sigue acompañanado algún día a la hora de dormir.

Para ambientar estas lecturas hay muchas canciones con la luna como protagonista. Las hemos ido aprendiendo de entre nuestros discos favoritos. Nos encanta la luna lanar de Mariana Baggio, «con la lana tejí la luna, y fue una luna lanar. La lana tenía un nudo y fue en la luna un lunar», el río enamorado de la luna llena de Magdalena Fleitas, «y se enamoró de la luna llena, que baña de plata en la noche mansa su piel morena», y la luna de aires chinescos que se baña en un charquito de jabón de María Elena Walsh. Aquí tenéis esta última luna con camisón, en versión de Rosa León:

y si os gusta tanto como a mi esta canción, esta otra versión, por Luna Monti y Juan Quintero es de lo más interesante.

Y entre los clásicos populares, «La luna es muy pequeña y el sol es muy mayor», aquí en versión — un poco diferente a la que nosotros conocemos- de «Canciones para la Infancia». Por cierto, que navegando por su blog, me he dado cuenta que se me había olvidado mencionar el cuento Luna de la maravillosa colección «De la Cuna a la Luna» de Kalandraka, que cantábamos no hace tanto… una apuesta segura para los más chiquitines.

También está este «Sol solecito, luna lunera», sencilla y pegadiza.

Y vosotros, ¿tenéis alguna luna lunera que compartir?

February 21, 2011   4 Comments

Lugares de juego con neumáticos

Algo tan sencillo como un viejo neumático ofrece muchas posibilidades de juego a los niños. Pueden meterse dentro, atravesarlos, hacerlos rodar, apilarlos y trepar por ellos, y hasta sirven para construir un sencillo columpio.

En Inglaterra, existen empresas especializadas en montar sencillos espacios de juego a base de estas ruedas de caucho. Defienden que son perfectos para espacios reducidos, muy resistentes a las inclemencias del tiempo, al uso y hasta al vandalismo, fáciles de instalar, no requieren apenas mantenimiento y además son económicos. A los niños les ofrecen una actividad física muy saludable, permitiéndoles jugar con el equilibro y la coordinación.

Así, Tyre Parks ofrece diseños como los de estas fotos:

Y Tyre Play amplia las posibilidades jugando con elementos de diseño propio como estructuras que permiten fijarlos en vertical, pértigas que se anclan en los neumáticos o redes que permiten montar túneles.

Pero montar un espacio de juego con viejos neumáticos no necesita de grandes ideas. Que los neumáticos estén libres y se puedan mover de un sitio para otro es una ventaja que permite a los niños crear sus propios escenarios diferentes cada día. Si queréis más ideas, este post de «I’m a Teacher, get me OUTSIDE here» nos muestra varios usos. Si hasta pueden servir para hacer jardinería y plantar un pequeño jardín en su interior, mirar lo bonitos que pueden quedar en Let the Children Play o ser la base de un estupendo tambor como el de Child Central Station.

Y sin lugar a dudas, la muestra más extraordinaria que podemos encontrar de parques de neumáticos es el Nishi Rokugo Koen o Tyre Park, en Tokyo, Japón. Nada menos que aproximadamente 3000 viejos neumáticos para meterse dentro, trepar y atravesar, formando robots, dragones, túneles, puentes, montañas y toboganes.

http://slickpanda.com/japanese-tire-playground
Fotos de Fame Pictures Inc

Y su pendiente de cemento a modo de tobogán también tiene una pinta divertidísima:

Tire Park in Japan (Tokyo)

February 17, 2011   10 Comments

Música para soñar, «Light of Morning»

«Light of Morning», un conjunto de nanas para invitar al sueño, es el último trabajo de la cantante inglesa, afincada en Nueva York, Essie Jain. Animada por los comentarios sobre lo calmante y reconfortante de su voz, esta cantante indie se lanzó a la aventura de componer un disco entero de arrullos tras verse rodeada de nuevos padres que querían encontrar música relajante, a gusto de grandes y pequeños, para la hora de dormir.

Ilustración de Iker Spozio para la portada de «Light of Morning»

Essie es la autora de la música y las letras (salvo «Falling Asleep», escrita en colaboración con Patrick Glynn), pone su particular voz y también toca el piano, acompañada por un bajo, una guitarra y un xilófono. Las letras, todas ellas en inglés, son sencillas y tiernas, una invitación a acostarnos y contemplar un cielo iluminado por la luna y las estrellas, mientras todos los animales se van quedando dormidos. El disco recorre el camino hasta el sueño, haciéndose cada vez más suave y tranquilo, y terminando con un sonido instrumental tan sencillo como los latidos del corazón.

Después de escuchar las canciones en su myspace, puedo asegurar que «Light of Morning» es realmente relajante y arrullador, un sonido íntimo y lleno de paz. Sus canciones transmiten a la perfección esa sensación tan dulce de tener a tu niño en brazos y ver cómo poco a poco se rinde al sueño y cae dormido, justo lo que se espera de un disco de nanas. Merece la pena escuchar el resto de canciones de Essie que no pertenecen a este disco y que comparten el mismo aire tranquilo y hechizante.

Este es el vídeo, obra de la artista Carolina Melis, que acompaña a la nana que abre el CD, «It's a Big Wide World»:

Essie Jain — What A Big Wide World from Lightofmorning on Vimeo.

February 6, 2011   No Comments