las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Posts from — December 2010

Con zambomba y pandereta

Aunque ya haya pasado la Navidad, en España las fiestas navideñas duran hasta el 6 de Enero, día de Reyes… son los famosos doce días de Navidad, «the twelve days of christmas», que canta el villancico inglés. Así que en casa seguimos cantando villancicos. Y es que desde que pusimos el árbol de Navidad, no hemos parado. Nos pasamos el día cantando «Campana sobre Campana», «El tamborilero», «El chiquirritín», «La Marimorena»… Cantamos al levantarnos, mañana y tarde al lado del árbol, a la hora de la siesta y al irnos a dormir nos escuchamos toooodos los villancicos que tenemos hasta caer muertos de sueño… ¡quién diría que la Marimorena tiene efecto relajante!

Entre nuestros discos de villancicos están los heredados de cuando era pequeña, coros de niños con zambomba y pandereta. También nos gusta el sonido flamenco de Raya Real, con la alegría y el bullicio gitano. Y este año estamos descubriendo la tradición chilena de la mano de un grupo infantil al que le tenemos especial gusto, Mazapán. Sus villancicos tienen la misma calidad musical que el resto de sus discos. De temática religiosa, la mayoría son desconocidos en España y suenan estupendamente, con juegos de voces y percusiones. Lola se va familiarizando con ellos y ya tiene su preferido, coreando encantada «Esta noche bailaré, ja, ja, ja, ja, con María y con Jose, je, je, je, je». No he podido encontrar una versión de este último, pero aquí tenéis su villancico del burrito:

Y con los abuelos nos llegó una colección maravillosa de viejos vinilos navideños, con grabaciones de los años setenta. Sólo mirar sus portadas ya es una auténtica delicia…¡y hay hasta un disco rojo!

Y hablando de tiempos pasados, seguro que muchos recordaréis al grupo Parchís. En YouTube podéis encontrar todas las canciones incluídas en los dos discos de villancicos que realizaron. Esta es su versión de «Tan, tan», uno de mis villancicos favoritos de cuando era pequeña y que quizá sea de los menos conocidos fuera de nuestras fronteras.

December 30, 2010   5 Comments

Feliz Navidad

Para los que llegáis aquí por primera vez y para los que volvéis, los que nos conocemos y los que no, los que dejáis vuestros preciosos comentarios y también para los que nunca lo hacéis, para todos vosotros, cada uno un auténtico regalo para mi, de todo corazón, FELIZ NAVIDAD.

December 25, 2010   2 Comments

Ya es Navidad

Aprovechamos el pasado puente para dejar que la Navidad se colara en casa. Pusimos el árbol, guirnaldas y adornos colgando de cada rincón, nuestro pequeño belén y empezaron a sonar los villancicos.

Este año Lola no para de cantarlos y ya domina el repertorio español más tradicional, «Campana sobre campana», «Los peces en el río», «El Chiquirritín», «La Marimorena»… y hasta hace sus pinitos con «Jingle Bells». Yo disfruto de los clásicos de siempre en inglés y este año en especial de The Carpenters, con su sonido dulce y cursi, perfecto para cantar a la nostalgia de los recuerdos de infancia y las celebraciones en familia.

Montar el árbol de Navidad es uno de mis momentos favoritos de todo el año. Me encanta ir sacando cada estrella, cada adorno, recordando la historia de cada uno y desde que lugar del mundo vino a casa, y ahora todavía es más divertido al disfrutar de los comentarios de Lola, que celebra emocionada cada figurita. Hay algunas a las que tengo especial cariño, como los adornos heredados de cuando yo era pequeña, el pequeño Belén magnético comprado en Praga con el que la peque ya jugó el año pasado o la figurita de mamá embarazada de Lola que nos trajo papá de Miami.

Lola redecora cada día el árbol… y por supuesto sus favoritas están todas en la parte baja, donde ella juega a gusto.

Cada año me gusta añadir un adorno nuevo y sobre todo, hacer alguno a mano. Este año mi fuente de inspiración es el libro Fa la la la Felt (también a la venta digitalmente en Zinio), lleno de ideas todas ellas en fieltro, totalmente recomendable. Si todavía tenéis ganas de dedicar una tarde a preparar algún motivo de decoración, no dejéis de echar un vistazo al número navideño de la revista gratuita Inspired Ideas. Sus casitas llenas de purpurina me han encantado.

Nuestro Nacimiento mexicano tiene a Lola de lo más entretenida. Aunque lo colocamos lejos de sus manos, ella encontró rápidamente la forma de llegar hasta él y se lo pasa tan bien ordenando una y otra vez las figuras, tal y como a ella le gusta, que hemos optado por dejarla, insistiendo en que tenga mucho cuidado, porque es de cerámica y se rompe… y cruzando los dedos para que lleguen enteras al año que viene.

Y para acompañar la ambientación, me encantaría poder leer estos días cuentos con temática navideña, más centrados en el espíritu y el mensaje de paz y amor a todos de la Navidad que en Santa Claus y los regalos, pero no he encontrado gran cosa en la biblioteca.

Sólo tenemos «La Navidad de Ferrandiz», una recopilación de las entrañables imágenes de este ilustrador con algún villancico, un cuento, recetas de turrón… Aunque el conjunto no me acaba de convencer, no fui capaz de resistirme a los dibujos navideños de Ferrandiz llenos de ternura y amor, que me traen muchos recuerdos de cuando era pequeña, cuando casi todas las felicitaciones navideñas tenían su sello.

En inglés se encuentran un montón de libros, podéis consultar por ejemplo las recomendaciones de Sarah Jane o de Babyccino pensadas para preparar un calendario de Adviento que esconde un libro navideño para cada día de la cuenta atrás. En español, cuando creía que casi no había nada interesante, acabo de descubrir los dos últimos posts de BiblioAbrazo dedicados especialmente a los cuentos de Navidad. Mañana salgo de casa con la lista en el bolsillo…

December 16, 2010   4 Comments

Playful Parenting

Estoy volviendo a releer estos días un libro de crianza que descubrí por primera vez cuando Lola tenía tan sólo unos meses, «Playful Parenting». Su autor es Lawrence Cohen, un psicólogo especializado en juego infantil y con una larga experiencia como terapeuta de juego. Lo compré tras verlo recomendado en la librería de Amazon de Soule Mama, y si la primera vez que lo leí ya me gustó, esta última, ahora que veo su aplicación cada día, me está gustando todavía más. Su base es sencilla, criar y ser padres desde el juego, incitar al adulto a jugar para conectar con los niños y usar el juego como herramienta curativa para aliviar los problemas, hablar de las tensiones ocultas y hasta vencer miedos.

Lleno de ejemplos en cada capítulo, «Playful parenting» resulta fácil y sencillo de leer, y se agradece cómo está estructurado en secciones cortas que permiten leerlo a ratitos. La idea básica del juego como forma de entrar en el mundo de los niños y conectar con ellos se repite a lo largo del todo libro, mientras su autor nos habla de cómo dejarnos llevar por las risas tontas y perder la vergüenza, invertir los roles, disfrutar de juegos que no nos gustan, dejar a los niños llevar la batuta, promover el lado sensible en los niños y reforzar a las niñas (un capítulo muy interesante sobre la forma diferente en que la publicidad y la sociedad trata a los dos sexos)… y muchas más cosas.

Lawerence nos recuerda que usemos el juego precisamente cuando más nerviosos estamos, cuando como padres estamos a punto de perder los papeles, cuando los niños están más nerviosos, irascibles y rebeldes, porque es entonces cuando ellos más lo necesitan. En esos momentos, es la forma de conectar con ellos y romper situaciones que sólo nos llevan a enfadarnos y entrar en una espiral absurda de lloros y nervios.

En casa hemos podido comprobar como es cierto que a veces basta inventar un juego para relajar una situación estresante y arrancar unas risas a todos. Así hemos solucionado en alguna ocasión los momentos críticos de la mañana cuando hay prisa para vestirse y salir corriendo, o de la noche cuando no hay ganas de entrar en la bañera o de ponerse el pijama. Claro está, no siempre funciona, pero vamos aprendiendo poco a poco… de por sí, quizá no es mala idea ir pensando en una tercera lectura…

December 13, 2010   No Comments

Un globo tan bonito como la luna

El último cargamento de libros que nos hemos traído de la biblioteca ha sido todo un éxito. Pero ha habido uno muy especial, que Lola ha elegido como favorito durante varias semanas, ese que hemos leído todos los días, «Un globo tan bonito como la luna». Una historia dulce y tierna en la que todos los niños se ven reflejados.

El texto es muy sencillo, Lola lo tiene casi memorizado y a veces jugamos a que sea ella la que nos lo cuenta. Recoge todas esas pequeñas sensaciones y momentos que los niños viven alrededor de un globo: atarlo fuerte para que no se vuele, el placer de jugar con él, verlo escapar al techo de la habitación, no poder alcanzarlo, estar triste porque se ha escapado,… Sólo esto ya sería suficiente para asegurar su éxito con los niños muy pequeños, pero es que además las ilustraciones son una preciosidad. De una dulzura extrema, con colores suaves y una niña que dan ganas de comérsela viendo como le da un beso de buenas noches a su globo.

El libro termina con la niña Akiko acostándose para ir a dormir, así que es una buena elección para leer justo antes de irse a la cama. De por sí, Lola lo suele pedir en ese momento.

Está escrito e ilustrado por la japonesa Komaka Sakai. Diseñadora textil reconvertida a escritora e ilustradora de libros infantiles, ha ganado ya importantes premios, entre ellos el «Japan Picture Book Prize» por su libro «El dios de los zorros».

«Un globo tan bonito como la luna» está publicado en español por la editorial Corimbo, que también cuenta con otro libro de la misma autora, «Cuando deje de nevar». Después de este globo tan bonito y con el frío que ha llegado esta semana, estamos deseando leerlo.

December 2, 2010   2 Comments