las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Posts from — August 2010

Nuestra cita musical: Estrellamar

Este nombre tan bonito es el título de un trabajo chileno que mezcla poesía, música e ilustración. Un trabajo conjunto del músico Leonardo Fontecilla, la ilustradora Sole Poirot y el grupo Don Barbarroja, que pone música e imagen a los poemas que Efraín Barquero (Premio Nacional de literatura de Chile, 2008) publicó en los años sesenta en el libro “Poemas infantiles”.

Para Efraín Barquero “Poemas infantiles” “nació como una búsqueda, estaba viviendo en China, tenía tres hijos y así fueron saliendo esos poemas que en Chile los publicó la editorial Zig-Zag con dibujos de Roser Bru”. Muchos años después, Leonardo Fontecilla, músico y compositor, y la ilustradora Sole Poirot, quedaron fascinados por la belleza y sencillez de una primera edición de estos poemas infantiles, con su mezcla de juego y profundidad, y se lanzaron a la aventura de musicalizarlos y darles cuerpo. Fontecilla musicalizó dos poemas para sus hijos y después presentó el proyecto al Fondo de la Música, con un resultado tan bueno, que Estrellamar ganó la convocatoria del 2009 y así se pudo financiar este proyecto.

Cuentan sus creadores que Estrellamar suena a castañas, papitas, relojes, estrellas del mar, barbas rojas, loros, robles, tepas, avellanos y ulmos.. Un sonido cuidado y tranquilo con una instrumentación basada en la guitarra, acordeón, bajo, percusiones y teclados. Y las letras nos cuentan, entre otras, la historia de Estrellamar,

” De contarte no acabaré,
Como las olas del mar
El color del ave y del pez,
La historia de Estrellamar
Que quería descender
Y en la tierra caminar,” (…)

de un niño muy pobre y un mar muy rico,

Este que era un niño, éste que era el mar,
el niño era pobre, muy rico era el mar.
– Te daré mi manto, mi manto lunar.
– No conozco casa, no tengo lugar.

Y el mar descendía con su manantial,
lo guardaba todo, sin hallar qué dar.
– Te daré mi copa, mi copa auroral.
– No conozco mesa, no sé recordar.

y de un reloj, gordo y barrigón, que hace tolón, tilín, talán…

“Este era un reloj
Que hacía tolón,
Como un gran señor
Sordo y barrigón.” (…)

Después de escuchar todas las canciones de su myspace (¡me quedo con la bella “Este que era un niño”!) y navegar por su web, con los dibujos sutiles y soñadores de Sole, creo que este cd+libro tiene una pinta sencillamente estupenda, un regalo para niños y, como toda la buena música infantil, también para mayores.

August 23, 2010   4 Comments

Postales de verano

De vuelta en Madrid, repaso las fotos de los días de playa y desconexión de la ciudad, recordando los momentos, las sensaciones, la risa de Lola.

Imágenes de Lola en el mar, bañándose en mis brazos, excitada y temerosa a la vez, de sus pies llenos de arena y de la claridad azul de la piscina:

Tres días hicieron falta para conseguir que se bañara y cuatro para que estrenara los manguitos… quizá porque intentando ser respetuosos con su miedo y su firme decisión de que no se quería bañar, hemos ido muy poco a poco… y al final, hubo que lanzarse y decir, ¡venga, al agua!, para oirla reir pocos segundos después. Una semanita más de vacaciones y todos los miedos se habrían esfumado… ahora cuenta un poco mentirosilla “me he bañado solita en el mar… y me baño donde cubre”.

De pequeñas amistades que surgieran por el camino y nuevas experiencias:

De paseos por pueblos bañados por la luz del sol:

Y por supuesto, de juego, bailes y columpios:

Feliz verano para todos.

August 13, 2010   6 Comments

Más juegos de dedos: “Esta niña… y este niño”

He navegado mucho por Internet buscando juegos de dedos y la mayoría de los que me gustan están en inglés o alemán. La traducción suele ser difícil porque tienen rimas y juegos de palabras que es complicado mantener al cambiar de idioma.

Hoy os enseño mi primera adaptación al español de uno de ellos, “This Little Girl”. Lo aprendí a través de los vídeos de Dr. Jean, una educadora americana que tiene una interesante recopilación de juegos de dedos publicados en YouTube. La traducción es bastante fiel al original, aunque tiene alguna licencia… y hasta puede que se colara algún deseo subconsciente (y toda la noche seguida descansa…ejem).

El juego dice así:

Esta niña está lista
para irse a la cama (se enseña el dedo índice, moviéndolo)
su cabeza
apoya en la almohada (se abre la palma de la mano contrario y se apoya el índice en ella)
con la manta
muy bien se tapa (se cierra la mano sobre el dedo)
y toda la noche
seguida descansa (se mece la mano)

Sale el sol,
abre los ojos,
se quita la manta
y se levanta.
(se abre la mano y se levanta el dedo)
Desa yuna,
se lava los dientes,
(imitamos las acciones con el dedo, comiendo, cepillándole los dientes.…)
se viste
se peina.
¡Ya está lista para jugar
todo el día sin parar!
(movemos el dedo como si estuviera feliz y listo para jugar)

Se repite igual empezando con “Este niño” y realizando los mismo gestos con la mano contraria.

Para los que queráis aprenderlo en inglés, esta es la versión original:

This little girl is
Ready for bed.
(Hold up index finger and wiggle.)
On the pillow
She lays her head.
(Open palm and lay finger down.)
Wrap the covers
Around her tight.
(Wrap fist around finger.)
That’s the way
She spends the night.
(Rock hand.)
Morning comes,
She opens her eyes.
Off with a toss
The covers fly.
(Open fist.)
She jumps out of bed,
(Hold up finger.)
Eats her breakfast,
(Pretend to feed finger some food.)
And brushes her teeth. (
Pretend to brush teeth on finger.)
She gets dressed and
(Pretend to dress finger.)
Brushes her hair.
(Pretend to brush hair.)
Now she’s ready
And on her way,
(Dance finger around.)
To work and play
At school all day.

This little boy… (Do similar motions with the
opposite index finger.)

Y aquí está el vídeo demostrativo, esta vez con ayudanta: una Lolita muy divertida que opina que lo que tiene que hacer la niña es… ¡ir al parque, claro está!.

Si preferís cambiarnos por Dr. Jean, podéis ver “This Little Girl” en acción en este vídeo.

August 10, 2010   2 Comments

Pequeño azul y pequeño amarillo

Continuando con el repaso por nuestra biblioteca, estas últimas semanas no puedo dejar de hablar de “Pequeño azul y pequeño amarillo”. Una joya de Leo Lionni (1910-1999) editada por Kalandraka que le regalaron a Lola por su cumpleaños (¡gracias chicas!).

Este fue el primer cuento que creó e ilustró Leo Lionni, nada menos que en 1959, y sorprenden la vigencia y la frescura que sigue teniendo hoy en día.

Además de pintor, escultor, ilustrador y creador de cuentos infantiles, Leo Lionni fue publicista y diseñador gráfico, y esta faceta se nota especialmente en “Pequeño Azul y Pequeño Amarillo”. Con una técnica abstracta, uso del collage y una sencillez gráfica tremenda, Leo Lionni nos cuenta, a través de recortes irregulares de papel de varios colores, la historia de los dos protagonistas, pequeño azul y pequeño amarillo, y cómo se volvieron verdes. Parece mentira la fuerza visual de estos simples recortes de papel que son capaces de narrar una historia y convertirse en casas, montañas, colegios, túneles y pequeños que juegan y sienten. Resulta divertido saber que Leo Lionni creó este cuento durante un viaje en tren en el que empezó a jugar con pedacitos de papel para entretener a sus nietos.

El texto es sencillo y bonito, y el libro es visualmente una delicia. Los niños se identifican con estos protagonistas, colores que cuando se mezclan se transforman, pero que son también niños como ellos, que viven en una casa con su papá y su mamá, que juegan, lloran y se abrazan. Lola ya se ha aprendido muchas de las frases y es divertidísimo verla leerlo sola, contando dónde viven, buscando a pequeño amarillo, diciendo que se volvieron verdes y que todos se abrazan al final… pero a veces decide cambiar el cuento y contarnos la historia de pequeño marrón.

“Pequeño azul y pequeño amarillo” marcó un antes y un después en la literatura infantil y muy especialmente en el mundo de los álbumes ilustrados que en los años sesenta todavía estaba empezando. Leo Lionni escribió e ilustró muchos más títulos, aunque lamentablemente hay pocos traducidos al español. En la biblioteca hemos ojeado “Frederick”, una deliciosa vuelta de tuerca a la fábula de “La cigarra y la hormiga”, donde por una vez la ociosidad de la cigarra, en este caso, de un ratón contemplativo y poeta, se ve valorada por sus compañeros trabajadores incansables.

Esta es nuestra particular versión de este cuento. Como Leo Lionni con sus nietos, unos simples pedacitos de papel celofán y charol han bastado para que Lola estuviera entretenida un buen rato, jugando a colocarlos, creando mares, túneles y casas y haciendo que se abrazaran para ver de qué color se volvían. Cuando incorporamos la mesa de luz al juego todavía se emocionó más y acabó colocando a toda la familia bien recogida dentro de una casa, igual en sus palabras que la que le trajeron los Reyes (¡cierto, los mismos colores de pared y tejado!), y añadiendo un pañuelo dentro con mucho cuidado.

Si no conocíais “Pequeño Azul y Pequeño Amarillo” y os habéis quedado con ganas de saber más, os invito a leer la reseña que Marcela Carranza hace de este cuento y el especial que escribió para la editorial Kalandraka sobre este autor con motivo de su centenario.

August 7, 2010   No Comments

Nuestra cita musical: Al tun tun

“Al tun tun” es un grupo de música infantil argentina, de esos que me encanta encontrar navegando por Internet.  Los primeros compases de una de sus canciones, “La Ballena Magdalena”, fueron suficientes para convencerme.

Fundado en 1999 por Débora Azar y Fernanda Massa, hoy ya son cuatro los integrantes del grupo: Débora al frente de la composición, teclados y voz, Cristina Coccoli con la guitarra, violín y voces, Fernanda Massa en los teclados, flauta traversera y voces y la última incorporación, el percusionista Matías Marro.

Definen su música como música de pequeños hecha a lo grande: “…lo que hacemos nosotros no es algo menor, no es un proyecto mínimo, es a lo grande. Esto quiere decir que trabajamos haciendo música para niños como los adultos grandes que somos, con todo nuestro conocimiento, con toda nuestra experiencia. Darles lo mejor que tenemos es nuestro compromiso. Eso significa, trabajar “a lo grande”.

Sus canciones están pensadas para los más chicos, niños por debajo de los ocho años y a diferencia de muchos otros grupos infantiles, el repertorio de “Al tun tun” está exclusivamente formado por temas de composición propia, todos ellos letra y música obra de Débora Azar.

Las letras de Débora pretender ser pequeñas poesías y están llenas de imaginación, humor, alegría y juegos de palabras. La música, como nos dicen en la descripción de su primer disco tiene un sonido fresco y sin estridencias. Canciones que da gusta oir por la riqueza de sus ritmos, que van del swing al folklore latinoamericano, y por sus diferentes sonoridades. De las canciones que se pueden escuchar en su página web me ha encantado la historia del abuelito a la que le va a crecer una barba llena de pelos, nubes y estrellas de la canción “Barbablanca”, el mensaje de “Abran la sonrisa, sin pedir permiso, bailen hasta que se rompa el piso”,  el ritmo enganchante de “En mi casa tengo un pato” y por supuesto la divertida “La ballena Magdalena”, chiquigrande, chiquinena.

Canciones que están recogidas en sus dos discos publicados, “Musiquita de colores” (2001) y “Abran la sonrisa” (2006), y que son la base de sus espectáculos, recitales para niños que acompañan con una puesta en escena que juega con los instrumentos, el uso de títeres y otros elementos visuales.

Yo me quedo tarareando la canción de la ballena a la que se le rompió la heladera….

August 6, 2010   2 Comments