las cosas de Lola y su mamá
Random header image... Refresh for more!

Posts from — February 2010

Los niños y el arte: «Young at art»

El libro «Young at Art: Teaching Toddlers Self-Expression, Problem-Solving Skills, and an Appreciation for Art» estaba en mi lista de favoritos en Amazon desde hacía varios meses. Estas Navidades me animó definitivamente a comprarlo descubrir el blog The Artful Parent y ver que lo recomendaba.

La autora de este libro es Susan Striker, una educadora especializada en programas de arte para niños, famosa por su colección de libros «The Anti-Coloring Books», algo así como los libros de anticolorear para niños mayores de 6 años.

«Young at Art» es un libro muy completo y que aporta mucha información sobre la forma que tienen los niños de uno a cinco años de ver y experimentar el arte. Las diferentes etapas, desde los primeros contactos con las ceras y las pinturas que irremediablemente van a la boca hasta los primeros trazos de realismo y su perfeccionamiento, están descritas en este libro.

Su lectura me apetecía mucho porque me parece fascinante poder entender un poco más cómo pinta y dibuja Lola. En estos últimos meses he visto ya una evolución clara en cómo usa cada material. Cada día que pinta o que juega con plastilina, hace cosas diferentes. Y sus garabatos van cambiando y ganando en precisión e intención.

La importancia de estos garabatos, lo que en inglés llaman scribbling, se repite una y otra vez en «Young at Art»; en ellos está la base de la futura capacidad de leer y escribir. Dejar al niño que libremente experimente y esté en contacto con el arte, no dirigirle ni precipitarle, huir de cualquier detalle realista hasta que llegue el momento, son algunas de las premisas básicas que Susan Striker plantea en «Young at Art».

El libro incluye cuatro secciones dedicadas a la pintura, dibujo, modelado y collage, con propuestas de actividades para cada una. Una de las cosas que más me gusta es su propuesta de unir las artes plásticas con la música y la literatura, aconsejando complementar cada actividad artística con la lectura de un libro relacionado y con canciones que traten sobre algún aspecto de la actividad escogida. Para ello proporciona una lista larguísima de libros de referencia ordenados por temática (colores, animales, texturas, figuras geométricas, etc…) y de canciones con partitura y letra. Es una pena que las canciones estén en inglés y muchos de los libros no estén publicados en español.

A lo largo del libro se repiten una y otra vez ideas, muchas básicas, pero que a veces los adultos no nos paramos a pensar. Esta es una pequeña selección de algunas que me han sido especialmente útiles:

  • Utilizar papeles de tamaño grande, sobre todo al principio, ya que el movimiento del niño muy pequeño al pintar es un movimiento de todo el brazo no de la mano.
  • Recordar que lo más importante para los niños no es tanto el resultado sino el proceso. Algo que a los adultos se nos escapa muchas veces…
  • Tener los materiales a la vista, listos para ser usados cuando el niño lo desee. Y esto incluye también los que los padres somos más reticentes a sacar para no tener que limpiar luego, como las témperas o la pintura de dedos.
  • Recordar que no hace falta innovar continuamente con proyectos o materiales nuevos. Los niños, igual que en las canciones o en los juegos, agradecen la repetición. Para ellos pintar una y otra vez con un solo color es una actividad fascinante, aunque a los adultos nos pueda parecer aburrido.
  • Apreciar el arte del pequeño con algo más que «qué bonito». Hablar con él de cómo ha usado los colores, los trazos, la composición…

Como crítica, el libro a veces resulta un poco repetitivo y acusador en su lista de cosas que no deben hacerse. Al fin y al cabo es bastante difícil no haber cometido algún pecado de los que denuncia la autora: pintar formas realistas o utilizarlas en collages o como base de pinturas, decir al niño que ahí no se pinta, no seguir ningún orden en la introducción de los colores, pintar en su dibujo, usar libros de colorear o de unir los puntos…

En definitiva, una lectura muy recomendable. Parece no estar traducido al español; en este caso lo mejor, como hicimos nosotros, es ir directamente a Amazon.

¿Conocéis más libros interesantes sobre cómo los niños pintan?

February 27, 2010   2 Comments

Los lunes musicales: Girasons

Este domingo estuvimos en el Teatro del Canal viendo el espectáculo musical Girasons dentro de la programación de Teatralia. Girasons es un concierto diseñado para los más pequeños, niños de entre 1 y 6 años por el servicio educativo de L’Auditori, una iniciativa del Instituto de Educación del Ayuntamiento de Barcelona y del Departamento de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña.

Se trata efectivamente de un concierto con todas las de la ley: seis músicos en escena interpretando piezas de estilos y épocas diferentes. El repertorio es una selección de piezas de compositores clásicos, muchas de ellas escritas para niños, junto con alguna otra pieza del repertorio popular. Es una pena que en el programa de Teatralia no aparezca el programa. Consultando en L’Auditori se puede ver que incluye piezas de Debussy, Satie, Schubert, Bizet y Stravinski entre otros grandes compositores.

La escenografía, el uso de recursos como sombras o globos, el vestuario y los propios movimientos de los músicos al tocar, jugando a subir y bajar, mover la cabeza, mirar y pasear entre el público, ayudan a que los pequeños mantengan la atención durante la representación. Pero la música es sin duda la protagonista principal, ayudada por este lenguaje visual para llegar a los niños.

Sentados en el suelo, en este nuevo teatro que es una auténtica maravilla, Lola escuchó muy atenta, llevando el ritmo a ratos con las manos o los pies.

Nos gustó especialmente una pieza de viento durante la que uno de los músicos ondeaba una gran bandera de seda azul por encima de nuestras cabezas y el juego de sombras que podéis ver en la foto.

Me pareció fantástica la variedad de instrumentos. Lola tuvo la oportunidad de ver tocar por primera vez un clarinete, un fagot, una flauta traversera, diferentes percusiones, un arpa celta y un piano de cola.

La duración del espectáculo, aproximadamente una hora, fue un poco larga para Lolita, todavía muy pequeña, pero la mayoría del público infantil pareció mantener la atención hasta el final. Nosotros a media función tuvimos que luchar contra el hambre y sacar… ejem, media despensa del bolso de mamá y hasta la tetita. Cómo aguantan el resto de los niños, ¿quizá no soy la única que en la oscuridad de la sala se ve obligada a sacar el plátano y las tortitas?.

Además de este concierto, L’Auditori tiene muchas publicaciones pedagógicas en formato libro-cd y dvd, y hasta un total de 25 conciertos para niños de todas las edades. Hasta se han acordado de los que son todavía más chiquitines en su concierto para bebés «El més petit de tots».

February 23, 2010   1 Comment

Soñando con el verano

Después de tanta lluvia y frío, la ropa de verano que empieza a asomar en las tiendas nos trae recuerdos de rayos de sol que iluminan los brazos y piernas, por fin descubiertos.

Estos monos de Nelly Stella para niñas entre 2 y 8 años me parecen que resumen perfectamente el espíritu del verano. Con sus tirantes y su forma abombachada me tienen totalmente enamorada, por no hablar de los estampados de rayas que son espectaculares.

Nelly Stella es una firma de ropa sólo para niñas con base en Taiwan que comienza a pisar fuerte en el mundo de la moda infantil. Las revistas online más de moda como Papier Mache y LMNOP y la feria infantil Bubble ya han hablado de ella. En Europa sólo se vende en Inglaterra, aunque en breve tendrá tienda online. Su ropa es muy dulce, delicada y femenina.

Yo la conocí a través de la tienda australiana Little Pinwheel, una maravilla llena de cosas preciosas que ya tiene a la venta estos monos veraniegos. ¿Por qué será que hay tantas tiendas australianas maravillosas?, con lo lejos que queda para los gastos de envío…

February 20, 2010   3 Comments

Teardrop Park

En nuestra búsqueda de parques y espacios de juego creativos hoy viajamos hasta Nueva York.

En medio de esta gran ciudad, en el suroeste del bajo Manhattan se encuentra el Teardrop Park, un parque que entra dentro de la tendencia de espacios de juego naturales, en un intento de recuperar el juego en la naturaleza para los niños que viven en ciudad.

El diseño de este parque, inaugurado en 2004, corrió a cargo del equipo de arquitectos paisajistas Michael Van Valkenburgh Associates por encargo del ayuntamiento. En los requisitos iniciales se pedía un parque diseñado especialmente para los niños, sostenible, con zonas de juego con arena y agua y sobre todo que ofreciera una forma de juego diferente a la de las instalaciones tradicionales para niños que se podían encontrar en el vecino Rockefeller Park.

El proyecto tuvo que superar un entorno poco favorable: alto nivel freático, grandes sombras de los altos edificios circundantes y fuertes vientos. A pesar de ello el resultado parece un pequeño oasis en medio de la ciudad:

Teardrop Park presenta una topografía muy variada donde la vegetación, la arena, la piedra y el agua se integran de diferentes formas en el espacio, ofreciendo una experiencia sensorial rica y diferente en cada rincón.

Niños y adultos pueden disfrutar de su muro de agua, su gran tobogán al que se sube trepando por una montaña de piedras, recorrer un camino secreto entre arbustos, jugar con arena o con las fuentes interactivas de agua o leer sentados en rocas.

Todas las fotos de Elizabeth Felicella, salvo la del tobogán de Nilda Cosco

Michael Van Valkenburgh Associates cuidó también mucho la elección de materiales, todos ellos de construcción sostenible y diseñó un sistema de riego que reutiliza las aguas negras de los edificios circundantes. Además las especies vegetales se escogieron para que pudieran crecer en zonas de sombra y proporcionar hábitat para aves nativas y migratorias, y se cuidó la elección de tierras para que no fuera necesario el uso de fertilizantes químicos o pesticidas.

Si viajo a Nueva York, yo me pasaré seguro por este rincón verde que intenta reinventar el juego en la ciudad.

February 20, 2010   2 Comments

Los martes musicales: Cri-cri

Francisco Gabilondo Soler es una de las figuras de la música infantil más queridas de México. Este compositor e intérprete de canciones infantiles nacido en Veracruz en 1907 creó un montón de canciones que forman parte del repertorio infantil de los niños de toda Latinoamérica. Aunque a los españoles el nombre no nos diga gran cosa, los que fuimos niños en los ochenta conocemos muchas de sus canciones gracias al disco «Cosas de niños», publicado por Juan Pardo y donde Mocedades, Miguel Bosé, Ana Belén y Victor Manuel ponían voz a algunas de las canciones más famosas de Gabilondo como «El ratón vaquero» o «Los cochinitos dormilones».

A Francisco Gabilondo Soler también se le conoce como Cri-cri, el grillito cantor. Este fue el personaje que creó para su legendario programa de radio para niños, desde donde estuvo regalando historias y cantando canciones durante nada menos que 27 años.

Gabilondo fue un autodidacta en todos los terrenos. Abandonó pronto la escuela y se dejó llevar por su pasión por la naturaleza, la literatura y los cuentos que le contaba su abuelita, la astronomía y la música. Aprendió a tocar el piano usando la pianola de unos baños públicos, con paciencia y a base de accionar primero el mecanismo y fijarse dónde bajaban las teclas; años más tarde obligado por el éxito de su carrera musical, aprendió a leer y escribir música, hacer arreglos para el resto de músicos que poco a poco se fueron incorporando a sus grabaciones y dirigir todo el proceso de producción.

El repertorio de Cri-Cri incluye 228 canciones y composiciones, 120 de ellas grabadas, más de 300 personajes y 3,560 páginas de textos y cuentos.
Algunas de sus canciones más conocidas son «Caminito de la escuela», «El ratón vaquero», «El ropero», «La marcha de las letras», «La muñeca fea», «La patita» y «El Negrito bailarín» entre muchas otras.

El sonido de las canciones de Cri-cri tiene el encanto de lo antiguo, de ese sonido tan característico de las orquestas y los coros de las películas de los años cuarenta y cincuenta. La página oficial de Francisco Gabilondo no contiene demasiada información, pero en esta otra página no oficial se pueden escuchar muchas de sus canciones y consultar sus letras. También hay partituras para piano y acordes para guitarra.

Muchos de sus discos están a la venta en Amazon.

Como muestra he escogido una de las canciones que recuerdo de cuando era pequeña, «Los cochinitos dormilones». Aunque en internet se puede encontrar una secuencia animada directamente por Walt Disney para la película de 1963 «Cri Cri el grillito cantor» sobre la vida de Francisco Gabilondo, me ha gustado más esta otra que os muestro y que respeta la versión original:

Los cochinitos ya están en la cama
muchos besitos les dió su mamá
y calientitos todos con pijama
dentro de un rato los tres roncarán.

Uno soñaba que era rey
y de momento quiso un pastel
su gran ministro hizo traer
500 pasteles nomás para él.

Otro soñaba que en el mar
en una lancha iba a remar
mas de repente al embarcar
se cayó de la cama y se puso a llorar.

Los cochinitos ya están en la cama
muchos besitos les dió su mamá
y calientitos los tres en pijama
dentro de un rato los tres roncarán.

El más pequeño de los tres
un cochinito lindo y cortés
ése soñaba con trabajar
para ayudar a su pobre mamá.

Y así soñando sin despertar
los cochinitos pueden jugar
ronca que ronca y vuelta a roncar
al país de los sueños se van a pasear.

February 16, 2010   1 Comment

Love is in the air

San Valentín se ha colado en nuestra casa. Aunque sea una celebración muy comercial y tengamos otros 364 días al año para decir te quiero, esta fecha es perfecta para explotar mi lado Agatha Ruiz de la Prada y dejar que los corazones y los mensajes de amor endulcen todos los rincones de la casa.

Corazones formados a base de notas post-it que inspiró un arcoiris ondulante que había visto hace mucho en Color Me Katie, un blog de una artista y fotógrafa que es una auténtico soplo de alegría y optimismo.

Una guirnalda con tiras de cartulinas que se doblan formando corazones encontrado en How About Orange. Y más guirnaldas con corazones recortados pegados en lazos y lana que hicimos una tarde divertida entre amigos y niños (¡gracias Aurora!).

¡Mucho amor para todos!

February 15, 2010   2 Comments

Collage y aeronfix

Nuestras ventanas a la terraza están adornadas desde hace unos días con estos bonitos collages que ha hecho Lola.

Para realizarlos usamos pocas cosas: pedacitos de papel preparados entre ella y mamá, recortes de fieltro, algunos hilos de lana y aeronfix. Una hoja de aeronfix se usa como base sobre la que pegar y se reserva otra del mismo tamaño para tapar a modo de sandwich cuando la artista da por finalizada su obra.

Una actividad sencilla, que no mancha y que tuvo entretenida a nuestra peque un buen rato. ¡Tuvimos que repetir porque quería más! Fue divertido verla poner cada pedacito de papel con cuidado y oirla decir grande cuando ponía los trozos mayores.

Habíamos leido sobre estos collages en «The Toddlers Busy Book» y «First Art», dos libros llenos de ideas de los que os hablaré otro día. Lo bueno es que es una actividad que se puede improvisar rápidamente con lo que tengamos más a mano, sólo hay que asegurarse que no falte el aeronfix.

Para pegar sobre él sirve casi cualquier cosa: papeles, plumas, arena, semillas, lazos, confetti, hojas, flores, pequeños trozos de pasta y todo lo que se os ocurra. Si vamos a colocar nuestro collage en la ventana los papeles translúcidos quedan especialmente bonitos. También podemos usarlo como un mantelito individual realmente original.

February 10, 2010   No Comments

Los lunes musicaless: Walking Walking

«Walking, walking» es la primera canción que Lola ha aprendido en inglés. Es un tema muy conocido que invita a los niños a andar, saltar, correr y pararse. Creo que Lolita no entiende todavía el significado de lo que cantamos, pero le divierte imitarme corriendo de un lado para otro y está para comérsela cuando nos pide que cantemos «walking, walking» con su lengua de trapo.

La letra de la canción dice así:

Walking, walking,
walking, walking
hop, hop, hop,
hop, hop, hop,
running, running, running,
running, running, running,
now let’s stop, now let’s stop

Y si queréis complicarlo más, aquí va la segunda estrofa

Tip toe, tip toe, tip toe, tip toe
Jump, jump, jump
Jump, jump, jump
Swimming, swimming, swimming,
Swimming, swimming, swimming,
now let’s sleep, now let’s sleep

Se canta con la música de «Frère Jacques» y simplemente se trata de hacer lo que dice la letra: Andar, saltar sobre un solo pie, correr y pararse. Andar de puntillas, saltar sobre los dos pies, nadar e irse a dormir.

Con un grupo de niños se suele hacer en corro, pero en casa nos movemos por todos lados sin seguir ningún orden.

He encontrado esta canción en «Super Simple Songs». Un sitio estupendo de sencillas canciones en inglés para los más pequeños, dirigido a padres y profesores, donde se puede disfrutar de muchos vídeos gratis y si os gustan comprar alguno de sus discos.

.

February 8, 2010   1 Comment

Vestido nuevo

Sí, aunque ni yo misma me lo crea, el vestido de punto que empecé en Diciembre está terminado. Ha quedado precioso y Lola está guapísima con él, así que no puedo estar más contenta y orgullosa de mi trabajo. ¡Qué fantástica es la sensación de haber sido capaz de crear algo con las propias manos!

El patrón es estupendo, con indicaciones clarísimas perfectas para novatas como yo y varias posibilidades diferentes para terminar el bajo. Mi lado folclórico se decantó por los volantes y creo que es justo lo que ha acabado de hacer el vestido tan especial, dándole un punto alegre y gracioso. ¡Ahora que he terminado estoy deseando empezar otro proyecto nuevo!

February 6, 2010   2 Comments

Los martes musicales: «Piojos y piojitos 2»

Cuando os hablé de «Piojos y piojitos», ya comenté que este disco tuvo tanto éxito que unos años después llegó «Piojos y piojitos 2». Desde hace unos días, Lola nos pide cantar y bailar una y otra vez una de las canciones de este segundo disco, y a raíz de esto me he acordado que tenía pendiente hablar un poquito de él.

«Piojos y piojitos 2» se publicó en el 2003, 12 años después de su predecesor. El disco fue coproducido por el Jardín de la Esquina, el Taller Experimental de Música para Chicos de Mariana Cincunegui, la Escuela Aequalis, y Página/12.

Mariana Cincunegui, docente, música y artista, fue la pieza clave en la elaboración de este disco. Ella ya había colaborado en la producción del primer «Piojos y piojitos», con tan sólo 18 años, cuando era docente de «El jardín de la esquina».

Su labor comenzó con la selección de temas: cuatro años de búsquedas y buceo en el cancionero popular latinoamericano para encontrar canciones que en palabras de Mariana «conmovieran y ampliaran la mirada de los chicos, que les enseñaran algo, que los hiciera pensar, o reír, que les permitiera ser un poco más sabios, o un poco más felices».

Después dirigió todo el proceso de producción de principio a fin: arreglos, músicos, niños, grabaciones… Se cuidó mucho la calidad musical, se buscó que sonara bien, contando con la participación de músicos de reconocido prestigio. Y por supuesto, los niños volvieron a participar. Nada menos que 360 alumnos de infantil y primaria que cantan, corean y cuentan historias, haciéndose parte imprescindible del disco.

En total, diez temas diferentes que se acompañan de cuatro de ellos repetidos en versión karaoke.

Nuestra favorita es sin duda «La Sopa del bebé», que es la que venimos cantando los últimos días. La autora de esta canción es Sandra Peres, cantante de la banda brasileña Palavra Cantada y está adaptada al español por Mariana Cincunegui. Su ritmo es contagioso y la letra sencilla: «¿Qué tiene la sopa del bebé? Será que tiene…». A lo largo de la canción se van sumando ingredientes mientras los niños cantan y se acompañan con cucharas y cacerolas. Cuando la cantamos en casa, Lola nos va proponiendo ingredientes. Nos salen sopas golosas que tienen turrón, bizcocho y chocolate, y otras sabrosas con patatas, guisantes y zanahorias. Si a estas recetas sumamos los bailes que Lolita se marca, entenderéis porque nos gusta tanto esta sopa:

Pero no está sólo la «Sopa del Bebé», Piojos y piojitos 2 está lleno de canciones bonitas. En casa nos gustan especialmente «Ora bolas» y su lección de geografía a ritmo de percusión, «Fatuo yo» con sus aires africanos, y el mensaje de «Yo quiero», toda una declaración de los derechos del niño.

Espero que si no conocíais este disco, ya tengáis ganas. Otro día os prometo contar más de Mariana Cincunegui y de su último trabajo «Alasmandalas».

February 3, 2010   14 Comments